Última Hora

El técnico del Barcelona, Ronald Koeman, consideró que el penal que supuso el 2 a 1 en la derrota 3-1 contra el Real Madrid fue "una jugada decisiva", que consideró injusta al no apreciar penal.

"Para mí no es penal", dijo Koeman en rueda de prensa, tras el partido, añadiendo que "no quiero hablar más sobre este penalti, pero sí ha sido una jugada decisiva".

El árbitro sancionó con pena máxima, tras revisión del videoarbitraje, un agarrón de Lenglet a Sergio Ramos en el área, que el propio capitán blanco transformó para abrir el camino a la victoria poniendo el 2-1 en el marcador.

"Ojalá que me puedan explicar un día el tema del VAR aquí en España. Llevamos cinco jornadas y sólo ha entrado el VAR contra el Barça", afirmó Koeman.

"Esto le pregunté al arbitro al final: ¿por qué el VAR entra sólo contra el Barça", relató el técnico azulgrana, quien, sin embargo, consideró que el "VAR puede ser muy bueno, pero para todos los equipos".

Koeman alabó, sin embargo, el trabajo de sus hombres asegurando que "hemos hecho un buen partido".

"No fue un resultado positivo, pero estoy contento con la forma en que jugó el equipo", aseguró.

Koeman intentó en los últimos diez minutos refrescar al equipo con la entrada de tres atacantes.

"Hemos optado por dar más frescura en las bandas, jugar el uno contra uno en las bandas con velocidad y la entrada de Antoine (Griezmann) arriba, con Ousmane (Dembélé) y Trincao. Es arriesgado jugar a uno contra uno al final, pero a mí me da igual perder 2-1 o 3-1", concluyó.