Última Hora

El FC Barcelona estaba en marzo pasado en "situación de quiebra contable" con una deuda y compromisos futuros por valor de 1.350 millones de euros (1.557 millones de dólares), problemas de caja y una masa salarial disparada, afirmó este miércoles su director general, Ferran Reverter.

"Si el club fuese una sociedad anónima deportiva, hubiese sido causa de disolución", aseguró Reverter, al dar cuenta de la 'due diligence' encargada por la nueva junta directiva, que preside Joan Laporta, al hacerse cargo del club en marzo.

"En marzo de 2021, la situación era de quiebra contable, pero como asociación deportiva se pudo refinanciar la deuda", explicó Reverter, que afirmó que había incluso "dificultad para pagar las nóminas" debido al "nulo flujo de caja".

Para hacer frente a estos problemas, el club azulgrana pidió un crédito de 80 millones de euros (92 millones de dólares) "para cubrir las obligaciones de tesorería por un plazo de 90 días", así como una refinanciación de deuda de 595 millones de euros (686 millones de dólares) para hacer frente a obligaciones a corto plazo.

Según esta auditoría, que cubre la gestión del club durante las temporadas 2018-19, 2019-20 y los nueves meses de la 2020-21 hasta el 31 de marzo, durante ese tiempo hubo "una gestión nefasta", según Reverter, que destacó que se "compraron jugadores de una forma alocada".

Sin dinero para Griezmann

"Tenemos la sensación de que cuando fichábamos jugadores no se planificaba si se podían pagar. La misma noche que fichan a Griezmann se percatan de que no hay dinero para pagarlo y tuvieron que pedir dinero a un fondo", aseguró Reverter.

La masa salarial se disparó un 61% en ese periodo pasando de 471 a 759 millones de euros (543 a 876 millones de dólares), afirmó el director general del Barça, precisando que el club ya logró rebajar en 155 millones (179 millones de dólares) los salarios del primer equipo.

Reverter señaló que si no hubieran tomado medidas y siguiera la misma plantilla en esta temporada 2021/2022 "la masa salarial habría ascendido a 835 millones de euros (964 millones de dólares), un 108% sobre los ingresos recurrentes".

También puso de relieve comisiones de intermediación poco habituales en operaciones de fichajes de "entre el 20% y el 30%" cuando lo habitual es un 5%.

El director general azulgrana aseguró que se encontraron con "problemas estructurales" en el Camp Nou, que obligaron a invertir 1,8 millones de euros (2 millones de dólares) para solucionar los problemas más urgentes.

"Para actualizar totalmente el estadio deberemos gastar 23 millones (27 millones de dólares)", aseguró Reverter, afirmando que el estadio estaba en tal estado que la temporada pasada no habría podido abrir sus puertas, aunque se hubieran levantado las restricciones por la pandemia.

Beneficios esta temporada

Respecto al Espai Barça, el gran proyecto de remodelación del estadio y sus alrededores, Reverter afirmó que se infravaloró pensando en unos 600 millones de euros (693 millones de dólares).

El director general azulgrana señaló que "el precio medio de los estadios que se construyen en Europa está en unos 900 millones de euros (1.039 millones de dólares" por lo que el Espai Barça no puede costar 600.

Adelantó que en la próxima asamblea de socios, el club someterá "una propuesta de financiación de 1.500 millones de euros (1.731 millones de dólares)" para su construcción.

Pese a estos problemas, Reverter afirmó que la nueva junta tiene un plan de viabilidad que ha sido bien recibido por los inversores, lo que pone de relieve la potencia de la marca Barça.

"Si el Barcelona sigue haciendo los deberes podrá traer a los jugadores que quiera", afirmó Reverter.

El director general del club confirmó que el presupuesto para la actual temporada cuenta con lograr un beneficio de "5 millones de euros (5,8 millones de dólares)", mientras la pasada temporada se cerró con unas pérdidas de 481 millones de euros (555 millones de dólares).

Youtube Teletica