Última Hora

Bomberos en la ciudad de Baldwin Park, en el área de Los Ángeles, extinguieron un incendio en un buzón oficial electoral, en el que se quemaron más de 200 boletas.

El incidente se está investigando como un incendio provocado.

Durante una conferencia virtual, la supervisora Hilda Solís, que representa ese distrito, mayormente latino y demócrata, dijo que el acto tiene todas las señales de un intento de supresión de votos.

"Sé que estos escenarios pueden disuadir a la gente de votar, pero quiero instarlos a que no permitan que ese sea el resultado final", expresó Solís.

La manipulación de los buzones y boletas electorales por correo es un delito federal grave.

Debido a que se trata de posible interferencia en una elección federal y estatal, el FBI está investigando el caso.

Dean Logan, encargado de la oficina de registro electoral del condado de Los Ángeles, dijo que cuando encuentren al responsable, se asegurará que sea enjuiciado.

"Ha habido preocupación en una narrativa nacional sobre intentos de interrumpir el proceso, o crear barreras para votar en esta elección y cualquier señal. Incluso si es solo aparenta ser eso, es algo a lo que queremos responder rápidamente", dijo Logan.

Ante el temor que otros incidentes comprometan la integridad de las boletas, funcionarios ahora las recolectarán cada 24 horas, en vez de 48.

Según Logan, se identificaron gran parte de los votantes cuyas boletas fueron parcialmente quemadas y les enviarán una nueva. Pero otras fueron totalmente incineradas y están pidiendo a votantes que las depositaron en ese buzón, que contacten a las autoridades.