Última Hora

El lunes durante la  ceremonia de premiación en París del Balón de Oro 2018, la futbolista Ada Hegerberg se convirtió en la primera mujer en ganar el trofeo.

Pero lo que parecía un grandioso momento para el fútbol femenino, se convirtió en un bochornoso hecho pues al recibir este galardón el presentador del evento, Marin Solveig, le preguntó si ella podía hacer "twerking" (popular baile que consiste en mover la pelvis y los glúteos). 

La deportista inmediatamente comenta que no sabe hacer el baile y se baja molesta con el presentador. 

Solveig, afamado DJ francés, fue sumamente criticado en redes sociales, lo que lo llevó a disculparse en su cuenta personal de Twitter y directamente con la futbolista.


Hegerberg comentó que no sintió humillada por el comentario y que aparte de ganar un Balón de Oro también puede bailar un poco.