Última Hora

La tasa de desempleo en España aumentó al 14,4% de su población activa en el primer trimestre, un periodo en el que ya comenzó a sentirse el impacto de la pandemia del nuevo coronavirus, que ha castigado duramente a este país.

Según las cifras publicadas este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), a finales de diciembre, el desempleo escaló en seis décimas desde finales de diciembre, cuando se situaba en el 13,8%, la segunda peor tasa de la zona euro después de Grecia.

En total, en el primer trimestre hubo 121.000 nuevos desempleados y la pérdida de puestos de trabajo es especialmente aguda en los servicios, con sectores claves como el turismo o la restauración golpeados de lleno por el confinamiento de los 47 millones de españoles decretado el 14 de marzo.

"Este incremento lo que refleja es el impacto del la COVID-19", declaró la secretaria de Estado de Economía, Ana de la Cueva, durante una rueda de prensa.

La caída del empleo "se concentra en el sector servicios, en las personas que tienen un contrato temporal", muy extendido en la hotelería y la restauración, añadió.

El número total de desempleados alcanzó los 3,31 millones de personas, según el INE, que advirtió de que "es probable que muchos trabajadores que hayan perdido su empleo se hayan clasificado como inactivos", es decir el grupo de personas que no buscan trabajo, que aumentó en 257.000 personas en el primer trimestre.

Las personas ocupadas, en cambio, descienden en 285.600 personas en este trimestre, el retroceso más pronunciado desde 2013.

Los números oficiales tampoco recogen a los 3,9 millones de personas contabilizadas por el gobierno como afectadas por los planes de suspensión temporal del empleo impulsados a raíz de la pandemia.

Los datos del INE "no reflejan, ni de lejos, la situación del empleo hoy en nuestro país", que es "absolutamente dramática", dijo el secretario general del sindicato UGT, Pepe Álvarez, a la radio Onda Cero.

"No vamos a tener datos claros hasta que no empecemos a ver si (...) las personas que están en estos momentos en suspensión de contratos son capaces de volver a trabajar", agregó el dirigente sindical.

El ejecutivo de coalición de izquierda de Pedro Sánchez simplificó el acceso a los planes de desempleo parcial y prohibió los despidos durante el confinamiento, buscando atenuar el fuerte impacto esperado sobre el empleo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la tasa de desempleo pueda alcanzar el 20,8% en 2020, mientras que el Banco de España espera entre 18,3% a 21,7% de desempleo en función de la duración del confinamiento.