Última Hora

El francés Ousmane Dembélé en el Borussia Dortmund y Mats Hummels en el Bayern de Múnich son dos de los fichajes más exitosos de la temporada 2016-2017, recién terminada, mientras que el joven portugués Renato Sanches (Bayern) fue la principal decepción entre las caras nuevas.

Con buen ojo 

Ousmane Dembélé: Ha sido la revelación de la temporada en el Borussia Dortmund. El adolescente de 19 años procedente del Rennes al final de la pasada campaña ha brillado con su velocidad, su regate y sus pases en profundidad, como uno de los puntales del ataque del Borussia. Se adaptó pronto a las exigencias de su nuevo club y acaba la temporada con 6 tantos y 12 asistencias.

Mats Hummels: El Bayern de Múnich buscaba un refuerzo defensivo con su fichaje, pero también debilitar a un rival directo como el Borussia Dortmund. Con su contratación, el equipo bávaro consiguió una asociación de lujo con el español Javi Martínez -por la ausencia prolongada por lesión de Jerome Boateng-. Ha sido una de las claves del camino del Bayern a un nuevo título.

Naby Keita: El internacional guineano se ha hecho un nombre en el panorama internacional por su gran año con el RB Leipzig, el equipo revelación de esta Bundesliga. Llegó desde el RB Salzburgo y a sus 22 años ha sido un pulmón en el medio del campo. Una indisposición inexplicada después de un partido hizo temer por su salud, pero desde entonces ha tranquilizado con un final de temporada a un gran ritmo.

Raphaël Guerreiro: La polivalencia del exjugador de 23 años del Lorient ha sido valiosa para el Borussia Dortmund esta temporada. Luchador aplicado y valiente, a menudo ha ocupado puestos defensivos, pero se ha revelado como un auténtico atacante cuando ha tenido la oportunidad.

Timo Werner: Uno de los nuevos favoritos de la prensa alemana jugaba la pasada temporada en el Sttugart, en la segunda división. A sus 20 años se unió al recién ascendido Leipzig y en 10 meses se ha convertido en el máximo anotador de nacionalidad alemana de esta Bundesliga, con 21 dianas. Su olfato ofensivo ha sido determinante para llevar a su equipo a la Liga de Campeones e incluso ha debutado con la selección nacional.

Expectativas no cubiertas

Renato Sanches: El Bayern de Múnich gastó 35 millones de euros para contratar al joven portugués de 19 años, que llegaba con el aura de flamante campeón de Europa con la Seleçao y el premio al mejor joven de esa Eurocopa de Francia-2016. Pero Renato Sanches nunca consiguió hacerse con un puesto estable de titular en los planes de Carlo Ancelotti, que pronto le relegó al banquillo. El niño prodigio termina su primera temporada alemana con un único gol, en 25 partidos, teniendo en cuenta todas las competiciones. Únicamente en dos de los partidos jugó todos los minutos.

Mario Götze: El héroe de la final del Mundial-2014 había estado diluido tres temporadas en el Bayern y el Borussia Dortmund esperaba poder ayudarle a reencontrar su talento en su vuelta a casa. Pero la confianza no regresó y su temporada fue a medio gas, hasta que a principios de este año se anunció que ponía fin al curso anticipadamente por "problemas de metabolismo".

Mario Gomez: Huyendo del Besiktas por la inestabilidad política de Turquía, el veterano Mario Gomez aterrizó en Wolfsburgo. Tras unos comienzos complicados, encontró un buen ritmo goleador y pudo acabar el curso con 16 tantos. Pero ese relativo buen papel personal no permitió a su equipo escapar a la tormenta. El Wolfsburgo, 16º, tendrá que jugar un peligroso repechaje contra el tercero de la segunda categoría para evitar el descenso.