Última Hora

La compañía Ford diseñó y construyó una cama que cuenta con sensores que alertan cuando uno de los miembros de la pareja invade la mitad del espacio del otro.

Pero no solo eso, al activarse el sensor, la cama devuelve al invasor a su lugar gracias a un colchón giratorio que reacomoda las posiciones en la cama.

Ford utilizó la tecnología que permite a los carros no abandonar el carril en una carretera.

En una ocasión anterior la compañía diseñó una cuna que imitaba el movimiento de los carros para facilitar el sueño de los bebés, sin embargo, nunca se comercializó.