Última Hora

El volcán chileno Calbuco explotó con la furia de mil titanes. Lava, piedras y humo tiñeron de emergencia los cielos australes. En medio de la erupción los rayos dibujaban una postal dantesca.

Tras más de medio siglo de silencio, el Calbuco estalló –y si bien es cierto las imágenes impresionan y asustan– no son fuera de la norma, aunque no se conoce qué las produce.

“De hecho, es un fenómeno bastante común en grandes erupciones volcánicas”, explicó a BBC Mundo Clive Oppenheimer, profesor de Vulcanología de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

El fenómeno, conocido como tormenta sucia, ha sido visto en otros colosos, como el Villarica en Chile y el islandés Eyjafjallajökull. Plinio El Viejo, describió una tormenta sucia en el Siglo I, cuando hizo erupción el Vesubio, en la actual Italia.

Según explicó Oppenheimer, una de las explicaciones es que “la carga eléctrica se produce cuando la lava irrumpe y se fragmenta en piedras y cenizas durante el violento proceso de la erupción".

Otros científicos opinan que las nubes o las columnas de humo son las que generan las cargas eléctricas.

“Están analizando las interacciones del agua y el magma en la columna de humo, y el contraste de temperaturas entre la columna de humo y la atmósfera, y dentro de la misma columna”, señaló Amy Donovan de Cambridge, sobre los nuevos estudios acerca del tema.

Mientras la comunidad científica sigue buscando respuestas, las imágenes siguen impactando, seguramente por no poder explicar lo que sucede y por la magnitud de la furia del planeta.