Última Hora

China acusó el viernes a Estados Unidos de intentar bloquear a sus empresas, después de la decisión del gobierno de Joe Biden de ampliar la lista negra de empresas que no pueden recibir inversiones estadounidenses.

"China tomará las medidas necesarias para defender con decisión los derechos y los intereses legítimos de las empresas chinas", advirtió a la prensa el portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin.

Biden siguió los pasos de su predecesor Donald Trump y amplió el jueves de 31 a 59 una lista negra de empresas chinas acusadas de apoyar actividades militares de Pekín. Estas compañías no pueden recibir ahora inversiones estadounidenses.

El mandatario demócrata enmendó un decreto de Trump, publicado en noviembre, para incluir a empresas implicadas en la fabricación y el despliegue de tecnología de vigilancia, que puede ser utilizada no sólo en China contra la minoría musulmana de los uigures y los disidentes, sino en todo el mundo.

El portavoz chino, preguntado por estas medidas, estimó que "violan las leyes del mercado" y "causan daños no sólo a los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas, sino también a los intereses de los inversores mundiales, incluyendo los inversores estadounidenses".

La lista negra de Washington incluye grandes grupos de construcción, telecomunicaciones y tecnología, como el fabricante de teléfonos Huawei, el gigante petrolero CNOOC, China Railway Construction, China Mobile, China Telecom o la empresa de videovigilancia Hikvision.