Última Hora

Canadá anunció el miércoles restricciones al uso de pesticidas neonicotinoides en la agricultura para proteger a los insectos acuáticos, pero dio marcha atrás a la propuesta de prohibición total que surgió tras una muerte masiva de abejas. 

La agencia de salud, Health Canada, había propuesto en 2018 erradicar el uso de clotianidina y tiametoxam, dos de los tres pesticidas neonicotinoides que se aplican extensivamente a los cultivos en este país. 

Pero después de una reevaluación de la información científica, que incluye nuevos datos de monitoreo del agua y 47.000 presentaciones públicas, la agencia dijo en un comunicado que encontró que "algunos usos no representan un riesgo para los insectos acuáticos, mientras que otros usos sí suponen riesgos preocupantes". 

Los fabricantes de plaguicidas tendrán dos años para adaptarse a la nueva reglamentación, que incluye una reducción de las tasas y del número de aplicaciones, así como zonas tampón de aspersión. 

Las regulaciones se aplican a una variedad de cultivos de frutas y verduras como cebollas, lechugas y arándanos, papas, maíz y soja. 

Los neonicotinoides, pesticidas derivados de la nicotina, son absorbidos por las plantas y se les atribuye el declive de las colonias de abejas en todo el mundo. También se sospecha que alteran el sistema nervioso y la capacidad de vuelo de los insectos.