Última Hora

Washington, Estados Unidos | El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exhortó el lunes a los militares de Birmania a renunciar al poder "inmediatamente" tras el golpe de Estado y la detención de la líder Aung San Suu Kyi, amenazando con imponer sanciones económicas contra el país.

"La comunidad internacional debe unirse en una sola voz para presionar a los militares birmanos a renunciar inmediatamente al poder", dijo Biden en un comunicado.

"Estados Unidos eliminó las sanciones contra Birmania durante la última década basándose en el avance hacia la democracia", señaló. Y agregó: "La reversión de ese progreso requerirá una revisión inmediata de nuestras leyes y autoridades de sanciones, seguida de la acción que corresponda".

Los generales birmanos justificaron el lunes la toma de poder, que puso fin a una década de transición hacia la democracia desde un régimen militar absoluto, alegando fraude en las elecciones de noviembre que ganó de manera aplastante el partido de Suu Kyi.

El caso de Birmania era considerado una historia de éxito del gobierno del expresidente Barack Obama (2009-2017), del que Biden fue vicepresidente, ya que se consideraba que el país progresaba hacia la democracia y se alejaba de la órbita de China.

"Estados Unidos está tomando nota de quienes apoyan al pueblo de Birmania en esta hora difícil", dijo Biden, probablemente en una referencia velada a China.

"Trabajaremos con nuestros socios en toda la región y el mundo para apoyar la restauración de la democracia y el estado de derecho, así como para hacer rendir cuentas a los responsables de revertir la transición democrática de Birmania", agregó el presidente estadounidense.