Última Hora

Berlín, Alemania | El Bayern Múnich, ya campeón de la Bundesliga, adornó su título con una remontada in extremis en campo del Leipzig (2º), con tres goles en los últimos diez minutos, para ganar 5-4, este sábado en la 33ª y penúltima jornada.

En un duelo entre el gran dominador del fútbol alemán -ganador de los últimos cinco títulos- y la sensación de la temporada -segundo en su primer año en la categoría-, el Bayern Múnich dio un golpe sobre la mesa en Leipzig con una remontada para el recuerdo.

Perdía 4-2 en el minuto 84 cuando el polaco Robert Lewandowski firmó su doblete. Ya en el descuento el austriaco David Alaba hizo el empate (90+1) y el holandés Arjen Robben logró el tanto de la victoria (90+5).

Antes, el austriaco Marcel Sabitzer (2), el internacional alemán Timo Werner con un doblete (29 penal y 65) y el danés Yussuf Poulsen (47) marcaron para los locales, mientras que Lewandowski (17 de penal) y el español Thiago Alcántara (60) lo hicieron para el campeón.

"No hemos vencido, pero nos hemos ganado los corazones y la simpatía", se consoló el entrenador de Leipzig, Ralph Hasenhüttl.

"Hemos ido ganando durante buena parte del partido contra el mejor equipo de Alemania", añadió.

"Fue un partido loco", comentó, por su parte, Carlo Ancelotti, el técnico del Bayern. "Comenzamos mal, pero al final hicimos lo suficiente para obtener este resultado completamente loco. Los dos equipos jugaron un gran fútbol, pero los dos habrían podido ser mejores en defensa", añadió.

Alemania pudo asistir este sábado al nacimiento de un nuevo "Klassiker".

El partido entre el gigante de los 27 títulos de campeón y el recién ascendido con los dientes largos era un partido que marca tal vez un nuevo inicio en la era de la Bundesliga.

El Bayern ya tenía asegurado el título y Leipzig estaba clasificado para la Champions. 

Pero en ningún momento el partido parecía un amistoso. Ambos equipos pusieron mucha intensidad y el espectáculo estuvo a la altura de una confrontación entre dos equipos que dominaron la temporada.

El Bayern no había encajado cuatro goles desde enero.

Dortmund-Hoffenheim por Champions

En una penúltima jornada en la que todos los partidos se disputaron al mismo tiempo, el Borussia Dortmund (3º) logró empatar 1-1 en campo del Augsburgo (14º), con un tanto de Pierre Emerick Aubameyang, que se queda a un gol del líder Lewandowski en la tabla de anotadores (29 frente a 30).

Por su parte, el Hoffenheim (4º) ganó en campo del Werder Bremen (8º) por 5-3, con lo que alcanzó a puntos al Borussia Dortmund (61).

Ambos equipos se jugarán a distancia la tercera plaza, que ofrece la clasificación a la Champions, sin jugar la previa, en la última jornada.

Pero el Borussia tiene una mejor diferencia de goles (4 más que Hoffenheim). 

En la última jornada, el próximo sábado, el Borussia Dortmund recibirá al Werder Bremen y el Hoffenheim al Augsburgo.

El cuarto clasificado deberá jugar una eliminatoria para acceder a la fase de grupos de la Champions.

Por la parte baja de la tabla, el Hamburgo empató 1-1 en su visita al Schalke (10º) y afronta la última jornada en la 16ª posición, que conduce a una promoción con el tercero de segunda división. 

Un puesto por delante, con dos puntos más, queda el Wolfsburgo (15º), que empató 1-1 ante el Borussia Moenchengladbach (9º), en un partido que se interrumpió en el minuto 80 por una tormenta. Tras la reanudación, no se movió el marcador.

Por otra parte, Ingolstadt, que empató (1-1) en Friburgo está condenado al descenso, y se unirá al Darmstadt en segunda división la próxima temporada. 

La plaza en la eliminatoria por mantenerse en primera para jugar contra el tercero de segunda división se dirimirá entre Hamburgo y Wolfsburgo.

En segunda división, un partido decisivo opone el domingo a Hanóver (tercero, 63 puntos) al líder Stuttgart (66). 

En caso de victoria, Stuttgart, plaza fuerte histórica del fútbol alemán, se asegurará volver a la élite.