Última Hora

Múnich, Alemania | El Bayern de Múnich ya está clasificado a octavos de final de la Liga de Campeones, pero antes del partido del martes en Kiev, el equipo está diezmado por las bajas e inmerso en la polémica por la negativa de algunos jugadores a vacunarse, sobre todo tras una derrota inesperada el sábado en Bundesliga.

"No tenemos la presión del resultado, sino la que tiene el Bayern en todos los partidos", indicó el entrenador bávaro Julian Nagelsmann este lunes en conferencia de prensa, pero "tenemos la ausencia de ocho jugadores".

Además de las ocho bajas seguras, Kingsley Coman y Marcel Sabitzer podrían gozar de descanso con la vista puesta en el duelo ante el Bielefeld el sábado en Bundesliga, después de la reciente derrota ante el Augsburgo (2-1), lo que hizo que el Borussia Dortmund se colocase a un punto del líder Bayern.

"En cuanto a 'King' y a 'Sabi' (Coman y Sabitzer), no sabemos si podrán jugar", precisó Nagelsmann. "Sabi tiene problemas en el tendón de Aquiles y en el gemelo. Coman no tiene tantos dolores musculares pero habrá que esperar porque tenemos un partido en la Bundesliga importante el fin de semana. Si los dos son baja, entonces tendremos un efectivo muy reducido".

El Bayern ve cómo varios de sus jugadores se han negado a ponerse la vacuna del COVID-19: Joshua Kimmich, el líder del equipo, Serge Gnabry, Jamal Musiala, Eric-Maxim Choupo-Moting y Michaël Cuisance, no vacunados, fueron puestos en cuarentena por las autoridades sanitarias por ser contactos estrechos de una persona que dio positivo.

El domingo, el periódico Bild afirmó que el club había decidido reducir sus salarios durante los periodos de cuarentena.

"No creo que esta situación vaya a desestabilizar al equipo", trató de relativizar Nagelsmann".