El Atalanta (4º) sigue impresionando. Enfrentado a un equipo en forma como el Nápoles (6º), se impuso este jueves por 2-0 y da un paso más para volver a jugar la Liga de Campeones, de la que se aleja la Roma (5º), que cayó 2-0 ante Udinese (14º).

Con este triunfo el equipo de Gian Piero Gasperini, ya clasificado para cuartos de la vigente Champions, consolida su cuarta plaza y toma 12 puntos de ventaja sobre la Roma, su primer perseguidor, cuando restan nueve jornadas por disputarse.

"Es una pena que los hinchas no estuvieran aquí para ver esto. Es muy triste porque puedo imaginar qué clase de atmósfera habría en un partido como el de hoy", señaló Gasperini, haciendo referencia a la obligación de jugar sin espectadores debido a la pandemia de coronavirus.

Parece complicado que el Atalanta abandone su puesto de privilegio debido a la seguridad, calidad ofensiva y frescura física que exhibe en cada duelo. Suma siete victorias seguidas en la Serie A.

Este jueves su poderío ofensivo se vio anulado en parte por la organización defensiva del Nápoles, convincente en el regreso de la competición con dos victorias en dos duelos de Serie A y el triunfo en la Copa de Italia, superando a la Juventus en la final.

"Estoy muy enfadado tras una actuación como la nuestra. El Atalanta no hizo mucho hoy, tuvimos el control del partido. No puedo recodar un tiro del Atalanta y es un equipo que martillea al rival con cinco o seis goles ante cualquiera. Tiramos el partido", resumió el técnico napolitano, Gennaro Gattuso.

Un golpe de acelerador al regreso del vestuario le sirvió para amarrar los tres puntos. Primero con un tanto del croata Mario Pasalic (47) tras un centro perfecto de su capitán, el argentino 'Papu' Gómez, y después del alemán Robin Gosens (55), el lateral más ofensivo de la Serie A.

Ospina, fuerte golpe en la cabeza.

El Nápoles había perdido en el minuto 30 a su arquero, el internacional colombiano David Ospina, que se retiró en camilla tras recibir un golpe en la cabeza.

Más tarde la Roma cayó en su estadio ante un equipo que pelea por no descender. Fue su segunda derrota consecutiva tras caer con el Milan (7º).

En el minuto 12 el equipo de la capital se vio por detrás con un tanto de Kevin Lasagna y a los 30 sufrió la expulsión del argentino Diego Perotti.

Ligeramente mejor tras el descanso, la Roma tuvo varias ocasiones pero finalmente recibió la puntilla por parte del macedonio Ilija Nestorovski (78).

Fue el primer triunfo del equipo de Udine desde mediados de enero, poniendo fin a una serie de cinco derrotas y cuatro empates.

En la lucha por el Scudetto, la Juventus afronta las nueve últimas jornadas con cuatro puntos de ventaja sobre la Lazio (2º) y ocho con el Inter (3º).