Última Hora

Un periodista mexicano y conductor de un programa informativo fue asesinado a balazos la noche del jueves en Ciudad Juárez, cerca de la frontera con Estados Unidos, informó este viernes el gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Arturo Alba Medina es el sexto periodista asesinado en lo que va de año en México, uno de los países más peligrosos para los reporteros.

Corral condenó el "cobarde asesinato" y dijo que los responsables serán castigados.

"Se hará justicia" escribió en Twitter.

Alba Medina, conductor de Telediario de Multimedios Televisión, de 49 años, fue asesinado "a unos minutos de concluir su programa informativo", denunció la organización Reporteros Sin Frontera (RSF).

"Queda claro que fue una ejecución y sus compañeros del medio donde trabajaba tienen temor y no saben a qué se debió el crimen", comentó a la AFP, Balbina Flores, delegada de RSF en México.

El cuerpo del periodista fue encontrado en el interior de un vehículo junto a 11 cartuchos percutidos, reportó la prensa local.

En el último informativo que condujo Medina, se habló de corrupción en las corporaciones policíacas regionales, el asesinato de una menor perpetrado presuntamente por agentes estatales y enfrentamientos entre narcotraficantes, añadieron reportes de prensa locales.

De acuerdo a las primeras investigaciones, en el homicidio "participó más de una persona", comentó a la prensa el fiscal de Chihuahua César Augusto Peniche.

El funcionario aseguró que destinará "todos los recursos con los que cuenta la fiscalía para resolver este caso".

"Zonas de silencio" por impunidad

México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo con más de un centenar de comunicadores asesinados desde 2000. Más del 90% de estos crímenes permanecen impunes, de acuerdo con RSF y Artículo 19, otra organización dedicada a la defensa de la libertad de prensa.

Esa impunidad ha creado "zonas de silencio", es decir regiones donde los periodistas han optado por no abordar temas de investigación relacionados con el crimen organizado o corrupción de autoridades ante el temor de ser asesinados.

A raíz del asesinato de la periodista Miroslava Breach en Chihuahua el 23 de marzo de 2017, en esa región se han creado más "zonas de silencio", añadió Balbina, quien destacó un repunte del narcomenudeo sobre todo en Ciudad Juárez, vecina de El Paso, Texas, del lado estadounidense.

"Hemos visto cómo muchos periodistas se han visto obligados a abandonar el periodismo o a no hacer periodismo de investigación", tras el asesinato de Breach, dijo.

Por ese crimen un juez federal condenó a 50 años de prisión a Juan Carlos Moreno, apodado "El Larry".

Pero Propuesta Cívica, una organización civil que acompañó el caso judicial, señala que falta que se ejecute la orden de aprehensión contra otro de los autores materiales del crimen y se determinen los autores intelectuales, así como esclarecer el posible involucramiento de funcionarios del actual gobierno de Chihuahua.

El penúltimo periodista asesinado en México fue Julio Valdivia, del diario El Mundo de Veracruz, cuyo cuerpo decapitado fue hallado el 9 de septiembre en esa región del este del país.

En 2019, en México fueron ultimados 10 periodistas, según RSF.