Última Hora

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió una transición ordenada del poder. La reacción llega horas después de que manifestantes ingresaran al Capitolio, oponiéndose a que se ratificara la victoria de Joe Biden tras meses de acusaciones de un supuesto fraude electoral. 

Ayer el Congreso llevaba a cabo ese proceso de certificación de votos del Colegio Electoral. Trump le pedía a su vicepresidente Mike Pence, quien estaba a cargo de la sesión, que no validara los votos electorales considerando la posibilidad de que fueron emitidos de forma fraudulenta y los enviara a legislaturas estatales para que los evaluaran. Este hecho fue rechazado por Pence.

La violencia escaló a cuatro personas fallecidas y 14 heridos. El presidente envió desde ayer un mensaje: pedía a sus seguidores que se fueran a casa y permitieran la paz.

Al final, el Congreso ratificó la victoria de Biden durante la madrugada del jueves y Trump comunicó: “Aunque estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones, y los hechos me respaldan, habrá una transición ordenada el 20 de enero. Siempre he dicho que continuaremos nuestra lucha para asegurar que solo se cuenten los votos legales. Aunque esto representa el final del más grandioso primer mandato de la historia presidencial, es solo el comienzo de nuestra lucha para hacer que Estados Unidos sea grande de nuevo”.

¿Qué podemos esperar para los próximos meses ahora que Trump acepta una transición pacífica, pero anuncia que la batalla legal continuará?

Para Nuria Marín, los mensajes de Donald Trump en torno a la no incitación a la violencia y el llamado a la paz son bien recibidos. La Constitución Política establece que la transición de gobierno será el 20 de enero al medio día, lo cual, tras la manifestación de Trump, sucederá tal cual lo establecido.

Marín afirmó que no ve que las luchas legales para probar fraude electoral prosperen, pues las cortes estatales, así como la Corte Suprema de Justicia, rechazaron las pruebas presentadas por el equipo de Trump.

Sin embargo, de acuerdo con el analista Alejandro Barahona, se podría esperar que el clima de polarización sí continúe, ya que esas luchas seguirán adelante por el aún Presidente, tal cual lo manifestó en su comunicado.

El escenario menos probable, según Barahona, es que de acuerdo con la Enmienda Constitucional 25, Mike Pence y el resto del gabinete declaren a Trump incapaz del ejercicio parcial del cargo como se ha comentado en algunos sectores.

Para el el analista Juan Carlos Hidalgo, cabe la posibilidad de que Joe Biden, a través de la figura del procurador general, persiga delitos federales que haya cometido Trump durante su mandato. Esto podría ser interpretado por él y sus seguidores como una persecución política, lo que podría atizar aun mas la violencia y la fragmentación en Estados Unidos.

Barahona indicó que lo acontecido este miércoles debilita tanto a la democracia como al Partido Republicano y al presidente Donald Trump, pero también a la política exterior estadounidense y su liderazgo.

Afirmó también que Trump cada día está mas solo y pierde aliados importantes como lo fue su vicepresidente, Mike Pence, quien tuvo una posición interesante respecto al papel que jugaba en la decisión del miércoles en el Capitolio.