Última Hora

El Cairo, Egipto | Un lecho y un carruaje funerario de Tutankamón fueron transferidos este martes a un nuevo museo, todavía en construcción, al pie de las pirámides de Giza, indicó el ministerio de Antigüedades Egipcias. 

El lecho funerario del joven faraón es de madera y está recubierto de hojas de oro y decorado con el rostro de la diosa de la guerra Sejmet, representada con una cabeza de león. 

Poco antes de las 18H00 (16H00 GMT), dos camiones llegaron delante del Gran Museo Egipcio (GEM), en la periferia de El Cairo. Escoltados por coches de policía, los dos camiones se detuvieron a la entrada del edificio antes de ser descargados. 

Las piezas fueron transportadas en cajas de madera y envueltas en materiales destinados a aislarlas del calor y de las vibraciones.

El traslado de las dos piezas forma parte de un programa realizado en colaboración con la Agencia Japonesa de Desarrollo (JICA) para la "restauración, el embalaje y el transporte de una colección de 71 piezas" expuestas en el museo egipcio, explicó en un comunicado el martes por la noche el ministerio de Antigüedades. 

Este primer grupo de objetos con destino el GEM incluye "tres lechos funerarios, cinco carruajes y 57 piezas textiles". 

Entre los 71 objetos seleccionados, se encuentran bajorrelieves del faraón Seneferu, fundador de la IV dinastía.

El GEM, a los pies del altiplano de Giza y cuya construcción fue anunciada en 2002, tendría que haber abierto en 2015, pero su construcción va con retraso. 

El presupuesto inicial era de 800 millones de dólares pero con la demora, los costes se han disparado y sobrepasan los 1.000 millones de dólares, según anunciaron las autoridades en 2015.  

Paralelamente, la frecuencia turística cayó después de la revolución de 2011, que desalojó del poder al presidente Hosni Mubarak y estuvo seguida de un periodo de inestabilidad política. 

Egipto, que actualmente atraviesa una crisis económica aguda, espera que vuelvan pronto los ingresos del turismo. 

El museo debe abrir sus puertas al público, o al menos de forma parcial, en 2018. 

El inmenso complejo se extenderá sobre 47 hectáreas y albergará unas 100.000 antigüedades, entre ellas 4.500 piezas del tesoro de Tutankamón, descubierto en 1922 en el Valle de los Reyes, cerca de Lúxor, por los británicos Howard Carter y Lord Carnavon.

La momia del faraón, que murió a los 19 años en 1324 a.C tras haber reinado durante nueve años, se quedará en su tumba en el Alto Egipto por su fragilidad. 

El antiguo museo de El Cairo, en la plaza Tahrir (o plaza de la Liberación) en pleno centro de la capital egipcia, contiene las colecciones del Egipto antiguo desde finales de siglo XIX. Alberga decenas de miles de piezas, algunas de ellas reservadas o no accesibles para el público. 

La pieza estrella de este museo es la famosa máscara funeraria de Tutankamón, con más de 10 kg de oro y piedras preciosas.