Última Hora

Al menos 46 personas murieron a causa de unas inundaciones en la ciudad de Charikar, al norte de Kabul, donde se registraron intensas precipitaciones, anunció el miércoles el gobierno afgano.

El Ministerio de Sanidad también precisó en un comunicado que hubo 80 heridos.

"Hacia las 02H00 (21H30 GMT del martes) inundaciones provocadas por las fuertes precipitaciones sacudieron Charikar", dijo a la AFP la portavoz del gobierno de la provincia de Parwan, Waida Shahkar, quien habló de 66 muertos y 90 heridos.

Los socorristas continuaban buscando a supervivientes y posibles víctimas por estas inundaciones que destruyeron más de 500 casas, precisó la portavoz.

"Tenemos indicios de personas que siguen atrapadas debajo de los escombros", afirmó, por su lado, el portavoz del ministerio de Gestión de Situaciones de Emergencia, Tamim Azimi.

Entre los fallecidos figuran muchos niños, precisó este mismo ministerio.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, ordenó el envío de ayuda de emergencia a esta localidad situada al norte de la capital afgana, según un comunicado de la presidencia.

"Hay dos familias en nuestro barrio que aún se encuentran debajo de los escombros", lamentó Abdul Majid, un habitante de Charikar, en declaraciones a la cadena de televisión Tolo news. "Necesitamos más socorristas", añadió.

En videos compartidos en las redes sociales se veía a habitantes de Charikar que pedían ayuda y vehículos que aún flotaban en el barro, mientras que también aparecían otros vecinos que compraban féretros para enterrar a sus familiares fallecidos.

Las inundaciones son frecuentes en Afganistán, sobre todo en las zonas rurales, empobrecidas, donde muchas casas no resisten a las fuertes lluvias.

Al menos 15 niños y una mujer fallecieron en unas inundaciones repentinas ocurridas hace varias semanas en un pueblo de la provincia de Nangarhar (este).