Airbus podría salvar unos 3.500 empleos si Alemania y Francia dan su ayuda, afirmó el jueves el presidente ejecutivo del grupo europeo de aviación, Guillaume Faury.

En Alemania, "pensamos que hasta 500 empleos podrían salvarse si el gobierno alemán nos apoya, por ejemplo por medio del programa de desarrollo de aviones que funcionen con hidrógeno", dijo Faury al semanario alemán Der Spiegel.

"La extensión del empleo parcial a 24 meses podría garantizar hasta 1.500 empleos suplementarios", añadió.

El número de empleos suprimidos en Alemania, el país europeo más afectado por las 15.000 supresiones de puestos previstos en el mundo por la empresa, quedaría así reducido a entre 5.100 y 3.100, según el responsable de Airbus.

En Francia, las supresiones de empleos llegarían a a 3.500 y no a 5.000, agregó.

"Ninguna decisión final ha sido tomada", asegura el presidente ejecutivo de Airbus. "Con nuestro anuncio, se inicia un proceso", añadió el dirigente.

El "plan de adaptación al COVID-19" anunciado el martes por el grupo, que cuenta con 135.000 asalariados en total, prevé la supresión de 15.000 puestos en el mundo hasta 2021.