Última Hora

Internacional

Adolescente sueco es condenado por insultos racistas a Durmaz durante el Mundial

La Federación sueca anunció en un comunicado que hizo llegar a la policía los mensajes racistas que el joven puso en redes sociales

AFP Agencia 5/3/2019 05:31

La justicia sueca condenó este martes a un adolescente de 17 años a una multa por haber proferido insultos racistas en internet contra el futbolista sueco que milita en el Toulouse Jimmy Durmaz, durante el Mundial de Rusia-2018.

El pasado mes de junio, Durmaz, nacido en Suecia y de padres sirios que emigraron a Turquía, fue víctima de un aluvión de insultos racistas y de amenazas de muerte en las redes sociales después de la derrota de Suecia ante Alemania en fase de grupos.

¿Su 'falta'? Haber provocado el libre directo que permitió a Alemania superar al combinado escandinavo en el último segundo (2-1). Una derrota que no evitó que Suecia alcanzase los cuartos de final en la cita mundialista rusa.

Su familia recibió asimismo amenazas en las redes sociales.

La Federación sueca anunció en un comunicado que hizo llegar esos mensajes a la policía.

El joven de 17 años, que compareció este martes ante el tribunal, insistió en que no había que tomar en serio sus palabras. Entre otras cosas escribió: "tengo tu dirección, harías bien en prestar atención", y "repugnante cucaracha" -un término racista para referirse a los inmigrantes en Suecia-.

El tribunal de Växjö condenó al adolescente a una multa de 2.500 coronas (237 euros) así como a 8.000 coronas por daños e intereses a Durmaz.

El presidente de la Federación Sueca de Fútbol Håkan Sjöstrand aprobó esta condena, afirmando a la agencia de prensa local que se trata de "una señal clara a la sociedad de que no aceptamos este tipo de odio ni de racismo".

Poco después de esos ataques, el centrocampista del Tolouse protagonizó una de las imágenes de la competición al hacer ante la prensa un llamamiento al cese de los ataques racistas contra él y su familia, tras lo que recibió un aplauso de sus compañeros.