Última Hora

Estados Unidos | AFP | El acta de la acusación contra el expresidente estadounidense Donald Trump, inculpado por la Cámara de Representantes por "incitar a la insurrección", será enviada al Senado el lunes, informó el jefe de la mayoría demócrata de la Cámara Alta, Chuck Schumer.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, "me informó que los cargos van a ser enviados al Senado el lunes", dijo en un debate en el hemiciclo Schumer, que desestimó críticas de republicanos que afirman que Trump no puede ser sometido a un juicio político ya que no está en el poder.

Este es el segundo proceso contra el exmandatario republicano, que esta vez está acusado de incitar a sus simpatizantes para que tomaran el Capitolio el 6 de enero, en un incidente que dejó cinco muertos.

Esta etapa consiste en la lectura de los cargos, lo que marca la apertura oficial del proceso, pero no está claro cuándo tendrán lugar los debates.

"Va a haber un juicio en el Senado de Estados Unidos y se va a votar si se condena" a Trump, que el miércoles abandonó Washington sin asistir a la ceremonia de toma de posesión de su sucesor, Joe Biden.

Pelosi aseguró que los representantes demócratas que ejercerán como fiscales están "listos" para el proceso ante los 100 senadores.

En el primer juicio político en su contra -que terminó en febrero de 2020 con su absolución-, el entonces presidente fue acusado de pedirle a Ucrania que investigara actos de presunta corrupción vinculados a Biden, su rival político de cara a la elección que finalmente perdió.

Entonces, Trump contó con el apoyo casi total de su partido, pero tras los incidentes del 6 de enero y después de su tenaz campaña para impugnar los resultados de las elecciones, este respaldo se ha resquebrajado.

Esta semana, el líder de los republicanos del Senado, Mitch McConnell, dijo en el Capitolio que Trump "provocó" la turba que tomó el edificio.

- Una inhabilitación de cara a 2024 -

En el hemiciclo McConnell, que perdió su calidad de líder del Senado en las últimas elecciones, criticó que el proceso en la Cámara de Representantes avanzó a un ritmó "sin precedentes" y dijo que hubiera preferido que los cargos fueran enviados el jueves y no el lunes.

"No puede haber un proceso que sea insuficiente y que le niegue al expresidente un proceso justo o que dañe al Senado o a la presidencia", afirmó el senador republicano, que argumentó además que aplazar el juicio beneficiaría al gobierno demócrata que está en el proceso de confirmar a los miembros de su gabinete y que quiere aprobar un importante paquete de alivio económico para la crisis inducida por el coronavirus.

Sin embargo, no se pronunció directamente en contra de condenar a Trump.

Para sentenciar al exmandatario, es necesario que voten a favor dos tercios de los senadores, lo que implica que 17 republicanos deberían sumarse a los 50 escaños que tienen los demócratas, una posibilidad incierta hasta ahora.

Si Trump es declarado culpable, no será destituido puesto que ya dejó el cargo, pero quedaría inhabilitado para buscar la presidencia nuevamente en 2024.