Última Hora

Casi la mitad de las mujeres en 57 países enfrentan restricciones sobre lo que pueden hacer con su cuerpo, ya sea tener relaciones sexuales, usar contraceptivos o acceder a cobertura sanitaria, afirmó la ONU en un informe difundido el miércoles.

Los autores del informe Estado Anual de la Población Mundial 2021 del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), analizaron por primera vez la autonomía corporal de las mujeres.

El estudio, titulado "Mi cuerpo me pertenece" que lleva como subtítulo "Reclamar el derecho a la autonomía y la autodeterminación", enumera ataques a mujeres en 57 países, desde violación a esterilización forzada, pruebas de virginidad y mutilación de genitales.

"Esta falta de autonomía corporal tiene implicaciones enormes más allá de los grandes perjuicios para las mujeres y las niñas en lo individual: una potencial depresión de su productividad económica, el menoscabo de sus habilidades, y los costos adicionales resultantes para los sistemas judiciales y de atención de la salud", indicó UNEFPA en un comunicado.

Según el estudio, solo 56% de los países estudiados tienen leyes o políticas que promuevan una educación sexual completa.

“El hecho de que casi la mitad de las mujeres aún no puedan tomar decisiones acerca de si desean o no tener relaciones sexuales, usar anticoncepción o buscar servicios de salud debería indignarnos a todos”, afirmó la Directora Ejecutiva del UNFPA, Natalia Kanem, citada en el comunicado.

"En esencia, cientos de millones de mujeres y niñas no son dueñas de sus propios cuerpos. Sus vidas están gobernadas por otros", dijo Kanem.

El informe enumera 20 países o territorios en los que, dice, hay leyes que permiten que un violador se case con su víctima para escapar la justicia.

También enumera 43 países que no tienen leyes que reglamenten la violación en las parejas casadas, mientras más de 30 países imponen restricciones a los movimientos de las mujeres fuera de su hogar.