Última Hora

El Club Sport Herediano cosechó un nuevo triunfo en la gramilla del estadio Ricardo Saprissa este lunes tras lograr el título del fútbol femenino de la primera división luego de un empate 1-1 ante las moradas.

La paridad le permitió a las rojiamarillas dejarse la cuadrangular final y automáticamente el título de campeonas nacionales.

Uno de los testigos del triunfo del Team fue el gerente deportivo y técnico del equipo masculino Jafet Soto, quien en medio de su conocida polémica dejó una frase que es toda una realidad: “Ya no nos sentimos ajenos celebrando aquí en el Saprissa”.

Y no es para menos, pues el cetro conseguido por las rojiamarillas se convierte en el tercero en las vitrinas heredianas en los últimos cuatro años.  

El primero que consiguió fue en el Verano 2017 el equipo masculino al derrotar de forma contundente al Saprissa con un global 5-0, tras un 3-0 en el Rosabal y un 2-0 en Tibás. Herediano consiguió el título 26 en su palmarés.

Un año después en el Apertura 2018, tras empatar 2-2 en Heredia, el Team derrotó 2-3 al Saprissa en tiempos extra para lograr el título 27.

Cabe resaltar que el Team celebró el título 28 de visita al ganar la final el año pasado ante Alajuelense en el mes de diciembre.

Ahora fue este lunes el equipo femenino el que volvió a celebrar en la cancha del monstruo tibaseño.

“Felicidades a ellas. Ellas son las que hicieron todo el esfuerzo toda la temporada y eso me pone muy feliz. Demostramos que cuando nos metemos en algo es para ganar y por primera vez lo logramos, entonces eso es mucho decir”, añadió Soto.

El directivo florense aseguró que ya está pensando en los refuerzos de cara a la próxima campaña.

“La verdad es que ver los sacrificios que se hacen en un fútbol como el femenino y ver que se está mejorando nos da mucha tranquilidad, pues esto está creciendo. Ellas han tenido todo nuestro apoyo y ellas lo saben y ahora vamos a pelear por el bicampeonato desde ya y ya tenemos nuestras contrataciones hechas”, concluyó el gerente general del Herediano.

De momento, una jugadora que dejó su futuro en incógnita fue Gloriana Villalobos quien explicó que solo ella y su familia saben sobre su futuro inmediato, aunque afirma sentirse feliz en el Herediano.