Las particularidades y fortalezas de Costa Rica como destino turístico no cambiarán una vez superada la pandemia del COVID-19.

Esa es la certeza del nuevo ministro de Turismo, Gustavo Segura, quien confía en que el país no perderá su posición privilegiada entre  los viajeros del mundo.

“Los aspectos que llevaron a Costa Rica a ser uno de los principales destinos del mundo ahí están: tenemos un índice de alfabetización muy alto, nuestra democracia, nuestros Parques Nacionales, la actitud de servicio del costarricense, todo eso tiene que estar ahí cuando vayamos a competir de nuevo al mercado”, aseguró Segura.

El jerarca añadió que a eso hay que sumarle que el país es un destino no masivo, pues 94% de los hoteles en Costa Rica tienen 40 habitaciones o menos.

“Somos un destino no masivo, un hotel lleno en Costa Rica no es un hotel conglomerado, entonces somos una excelente opción para que el mundo siga viajando”, afirmó.

Observe la entrevista completa en el video adjunto.