Última Hora

El doctor Randall Álvarez asumirá como gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) este martes 30 de noviembre.

El viernes anterior, terminó su periodo como director del Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas, puesto que desempeñó durante los últimos 13 años. Ahora se convertirá en el sucesor de Mario Ruiz, en medio de una desescalada de casos y hospitalizaciones por COVID-19.

El jerarca inicia este nuevo reto con la mira puesta en el primer nivel de atención; ya que, actualmente, existe un faltante de 300 Ebáis en todo el país.

A pocas horas de convertirse en el nuevo gerente médico, Álvarez conversó con Teletica.com sobre el proceso de transición y las prioridades de su gestión, así como los temas que quedaron pendientes en el centro médico puntarenense. La entrevista completa, a continuación.

¿Cómo avanza el proceso de transición?

Hemos tenido sesiones de trabajo, de aproximación, donde él y el cuerpo de asesores van presentando cuál es el estado actual de diferentes temas. Obviamente, es muchísima información que se ha recibido y que estamos procesando en este momento, con el objetivo particular de ver cómo, a partir del 30 de noviembre, yo tengo un poquito más de orientación para adecuar lo que haya que adecuar, trabajar lo que tenemos que seguir trabajando y, por supuesto, desarrollar la línea de trabajo de este servidor.

De las conversaciones que ha tenido el doctor Ruiz, ¿él le ha dado algún consejo?

Todavía tenemos varias conversaciones pendientes, incluso tenemos una sesión de entrega formal del despacho. Obviamente, si hay varias recomendaciones que han venido surgiendo, conforme avanzan los temas. Para nadie es un secreto que él (Mario Ruiz) se ha caracterizado por el trabajo en equipo con todos los colaboradores y es parte de los consejos que debemos de seguir manejando, él ha sido muy enfático.

Aparte de eso, la parte de seguimiento de los criterios técnicos que se emiten en diferentes instancias, los cuales son muy valiosos y que también hay que apegarse a ellos. Eso no significa que, desde la óptica de gerentes, no podamos realizar solicitudes de ampliación o de análisis de otro enfoque.

Aunque la pandemia no ha terminado, sí ha disminuido mucho el volumen de atenciones. En esa línea, ¿cuáles serán las prioridades de su gestión?

Tenemos que esforzarnos mucho por el tema de la reactivación de los servicios que se han venido disminuyendo, producto de este tema de la pandemia. Eso es un trabajo que ya se ha iniciado y, por supuesto, que tenemos que seguir consolidando y restablecerlo de tal forma que aquellas atenciones que aún queden pendientes se puedan llevar a cabo de la mejor manera. Obviamente, en un contexto de hospitales, áreas de salud y Ebáis totalmente seguros, tomando en consideración que la pandemia no ha terminado.

Hay temas de mucha relevancia que no podemos dejar de lado: el fortalecimiento de todo el proceso de atención de los usuarios, para lo cual tenemos que tener una adecuada articulación entre los diferentes niveles, el trabajo en red es vital y, por supuesto, el fortalecimiento del primer nivel como parte de ese trabajo en red es fundamental. Entonces, por ahí, vamos a desarrollar algunas estrategias orientadas hacia esos puntos.

El doctor Ruiz señaló, como parte de los temas que le quedaron pendientes, que hay una brecha bastante grande de Ebáis (faltan 300, aproximadamente). ¿Sería parte de su plan de trabajo?

Justamente, cuando te decía del fortalecimiento de la red, hablamos de este fortalecimiento del primer nivel, que es necesario; se ha venido manejando, desde el punto de vista estratégico-institucional, este tema como prioritario. Algo sobre lo que vamos a analizar, cuál es el momento en que nos encontramos y, por supuesto, apoyar todas las acciones que tengan que ver, precisamente, con el cierre de esa brecha de recursos y necesidades que existen en el primer nivel de atención; fortaleciendo con otros componentes como, por ejemplo, el tema de educación, equipamiento, infraestructura, para citar algunos.

Para las personas que no lo conocen, ¿quién es el nuevo gerente médico de la CCSS?

El nuevo gerente médico de la CCSS es una persona que ama su trabajo, que estudió lo que estudió, Medicina, por vocación, por querer servir; que ha tenido la oportunidad de ver todas las caras de la moneda, desde el punto de vista de necesidades que existen en materia de salud. Ha trabajado en conocer las necesidades de un primer nivel, pero no desde una clínica, sino que también me ha correspondido ir, batir barro, conocer esas necesidades de primera mano, salir a vacunar, acompañar a los equipos vacunadores, cuando realizaba mi Servicios Social, donde también puede identificar todas las necesidades y las dificultades que enfrentaba la población para acceder a los servicios de salud.

Aparte de eso, he tenido la oportunidad de trabajar en diferentes hospitales: el Hospital William Allen de Turrialba, ahora en Puntarenas, en una dirección regional (Huetar Atlántica), que también me permitió conocer todas las necesidades del Caribe y eso me hizo crecer muchísimo como persona, profesional y, obviamente, también me hizo crecer en cuanto a sensibilidad humana. Además, nos correspondió venir a apoyar aquí, a Puntarenas, desde hace ya 13 años, en la gestión del Hospital, Monseñor Sanabria, donde hemos tenido que pasar momentos muy difíciles y, particularmente, uno de ellos fue el terremoto del 5 de setiembre de 2012.

Con un trabajo articulado, hemos podido seguir brindando los servicios a la población de la mejor forma posible, a pesar de la adversidad, generando mucho trabajo en equipo, mucha unión interinstitucional, mucho trabajo articulado por las diferentes instancias, particularmente con la Red de Servicios de Salud. Eso nos ha llevado a evidenciar la necesidad de la construcción de un nuevo centro hospitalario: todo lo que es el movimiento de tierra queda en proceso, el proyecto está previamente adjudicado por Junta Directiva y va a ser una realidad en los próximos dos años.

¿Cree que la construcción del nuevo hospital de Puntarenas era el pendiente más grande que tenía?, ¿hay algo que quedó en proceso o que espera que su sucesor retome?

El tema del nuevo hospital va articulado de una serie de elementos que ya hemos venido trabajando. El nuevo hospital no es únicamente la infraestructura, sino también mejora en los procesos; sin embargo, parte de lo que hemos venido trabajando es el hecho de que no tenemos que esperar nueva infraestructura para generar nuevos y mejores procesos, que tengan que ver con la calidad de servicio. Sobre esos procesos ya hay mucho trabajo que se ha venido desarrollando, que hemos venido avanzando, muchos están en proceso y, obviamente, el pendiente sería consolidar esos temas que ya arrancaron y que, con la experiencia que tenemos hasta la fecha, están generando un impacto positivo en la calidad del servicio y en los productos que, como hospital, estamos generando.

El doctor Ruiz describió su paso por la Gerencia Médica como una maratón. ¿Usted está listo para ese reto que tiene por delante?

Desde el momento en que surge la posibilidad de asumir este gran reto, tenemos que estar listos para ello, dispuestos, porque, en definitiva, la gerencia que asumimos es una gerencia sumamente compleja, sumamente importante dentro del ámbito del quehacer institucional y fuera de este. Trabajamos y trabajaremos por lo más preciado que tiene el ser humano, que es el tema de la salud; por eso, creemos que conocerla es importante, precisamente para saber cuáles podrían ser las opciones que tenemos para mejorarla y seguirla fortaleciendo.

De igual forma, siempre habrá situaciones que se presenten sobre la marcha, que habrá que atender; sin embargo, estamos con toda la disposición y preparados para recibir ese puesto a partir del 30 de noviembre y dar lo mejor por la población.