Última Hora

El Partido Unidad Social Cristiana elegirá el próximo domingo 27 de junio a su candidato para las elecciones presidenciales de 2022, una carrera en la que compiten la exvicepresidenta Lineth Saborío y los diputados Erwen Masís y Pedro Muñoz.

En esa elección, que será abierta para todo el padrón electoral del país, se espera que asistan unas 130 mil personas, esto a pesar de las expectativas iniciales de la propia dirigencia socialcristiana. 

La elección de Liberación Nacional, que llevó a las urnas a poco más de 400 mil personas el domingo anterior, dejó claro que la pandemia del COVID-19 no puso un freno al ambiente electoral en Costa Rica.

Así, el PUSC se prepara ahora para emular la participación de hace cuatro años, según dice su presidente Randall Quirós. 

¿Qué tan cerca están de tener lista toda la logística para la convención nacional?

Bastante adelantados, ya tenemos todo lo que se ha estado enviando a los diferentes centros e votación, el alcohol en gel, las mascarillas, cloro, todo el equipamiento de las medidas sanitarias que se negociaron con el TSE y el Ministerio de Salud. Ya tenemos nombrada a la persona responsable del Centro de Salud COVID-19 que va a hacer de enlace con las autoridades, porque la idea es que el Ministerio tenga presencia en los 488 centros de votación que tenemos en todo el país. De igual forma ya tenemos fiscales y miembros de mesa, así que el domingo 27 creemos estar preparados para evitar esas colas que hubo el domingo en Liberación Nacional, aminorarlas para que la gente no dure mucho en el ejercicio de su votación.

¿Ya lograron solucionar las dificultades que estaban teniendo para conseguir esos 488 centros de votación?

Había un faltante el martes de un 30% de los centros de votación, el Tribunal Electoral Interno ha tratando de ir solucionando eso, incluso han hablado con asociaciones de desarrollo y esperamos que para de hoy en ocho estaríamos emitiendo si es que hay algún centro educativo que no se pueda facilitar adónde va a ser suplido, ya sea en una asociación de desarrollo, o restaurante o espacio grande que se nos facilite, para poder hacer la emisión. Pero ese es el último faltante.

¿Ese sería el plan B? ¿Asociaciones o restaurantes?

Lo usual y lo que la gente está acostumbrada es participar en una escuela, es lo que hemos intentado siempre, pero igual que hace cuatro años, si un centro educativo no se puede tener para ese domingo lo hacemos en un lugar de esos, pero eso pasa en las cabeceras distritales donde se valora esa opción.

¿Aprovechará el PUSC para aprender de situaciones que se presentaron en la elección del PLN por ejemplo a nivel de aglomeraciones y largas filas?

Recuerde que no hay un manual o una experiencia reciente de una elección en época de pandemia, es una crítica constructiva entonces. Yo felicito a Liberación Nacional porque salió bien parado de un ejercicio democrático complicado, donde el ensayo que fue sirve tanto para el TSE como para nosotros. Estamos tratando que esas denuncias que tuvo su convención con el Ministerio de Salud no sucedan con nosotros, pero hay cosas que se nos pueden salir de las manos.

Nosotros esperábamos menos gente a raíz de esta situación, pero vemos que en el ADN del costarricense está el ejercer el voto. La pandemia no frenó que la gente llegara a las urnas, esperaríamos entonces tener esas mismas 130 mil personas en todo el país. Obviamente cuando las escuelas están abiertas y la gente puede hacer fila frente al aula etc, es mucho más cómodo que hacer lo que sucedió el domingo, que tiene que ser afuera del centro, con distanciamiento, toda esa logística es a lo que la gente no está acostumbrada y por eso se quejó, por eso las filas afuera. Antes la gente se quedaba adentro y llegada la hora podía votar, pero ahora la gente viéndose afuera se desesperaba un poco.

Nosotros ya tenemos un plan logístico para que la gente que esté afuera en fila a las 4 p. m. pueda entrar como si estuviera adentro, vamos a tener unas fichas especiales si es que la gente llega así de forma masiva. Nosotros tenemos un horario de 9 a. m. a 4 p. m., ese horario en principio se mantiene, es lo que siempre ha sido en época de convención, y creemos que desde entonces hasta la fecha hemos salido bien y deberíamos hacerlo esta vez también, pero con los protocolos de salud.

¿Se ampliará la cantidad de personal para agilizar el proceso?

Más bien el número de mesas dentro de los centros de votación, se están ampliando para que pueda ser más ágil, poner más números de mesas en el mismo centro.

¿Con ese adicional de tiempo a qué hora prevén poder dar a conocer un primer corte de resultados?

Nosotros creemos que, cerradas las mesas, hora y media después ya podríamos estar dando un resultado de candidato. De delegados distritales es un poco más, pero de candidato podría ser así, una hora y media después.

Pero lo usual es que esa extensión de tiempo, como sucedía antes de la pandemia y no tiene por qué variar ahora, es que a lo sumo 30 minutos después de la hora ya todas las mesas estén cerradas. No es como que la gente salga en masa a votar a las 4 p. m., pero estamos claros de que el tico sí gusta de dejar todo para última hora.

¿Harán una excitativa a sus partidarios a no dejar esa votación para el final?

Estamos haciendo una campaña en redes sociales para la próxima semana solicitándole dos cosas a los costarricenses: que se acerque a las urnas a votar, sin adhesión, es una votación abierta y que el domingo pasado se demostró que la gente, en el Siglo XXI y a diferencia del pasado, está participando en las convenciones para escoger al mejor candidato dentro de ese partido y para tener una mejor visión en febrero de 2022. El que se acerquen y ejerzan el voto no quiere decir que se comprometan con la Unidad, pero estarían dando un buen ejercicio democrático, fortaleciendo el sistema republicano que está cumpliendo 200 años y facilitando escoger a la mejor persona, según el sentir del costarricense, para ocupar la silla presidencial.

Lo otro es que esa votación sea fluida, que no se formen picos, pero siendo ticos es posible que aumente a eso de las 10, baje cuando es la 1 y luego vuelva subir después de almuerzo. Pero esperamos que sea fluido y que las dirigencias saquen la gente a votar pese a las limitaciones que habrá con la restricción vehicular.

Como representante de un partido tradicional, ¿cómo valora esa falta de filiación en los procesos electorales?

Nosotros tuvimos que hacer una catarsis, tenemos 20 años desde la última vez que se nos eligió para estar en el poder, entonces venimos con una dirigencia nueva, que se ha fortalecido a través de la participación, y creemos y nos hemos adaptado a este nuevo sentir del Siglo XXI que repito me parece un buen ejercicio democrático republicano. Ojalá que todos los partidos políticos, no solo Liberación y la Unidad, hicieran convenciones abiertas donde se pudiera participar de la renovación de estructuras, entonces no lo vemos como una amenaza, sino como una transformación o catarsis de la política en el nuevo siglo.

Con la tendencia a la baja que evidencian los números de la pandemia en el país todo parece apuntar que la decisión de retrasar el proceso electoral del PUSC fue la correcta

Creemos que sí, porque el retrasarlo ese par de semanas permitió mermar el pico de la pandemia y facilitó que más personas estuvieran vacunadas, la gente se siente más segura de ir a ejercer el voto y después de ver la experiencia de Liberación Nacional, refuerza que en el mundo entero ninguna elección, por más pandemia, se ha parado, ni tampoco hay ningún estudio que haya podido relacionar estos procesos electorales con un repunte de casos, entonces si se cumplen los protocolos no debería ser así y creo que ese fue el caso de Liberación Nacional, pese a esos pequeños inconvenientes que en la práctica siempre se pueden dar.