Última Hora

Es conocido que existe un incremento significativo del desempleo que incluso venía con un crecimiento sostenido en los años previos al COVID-19, algo que dicha pandemia solamente aceleró.

Sin embargo, ahora estamos frente a una situación sistémica, es decir, que afecta a todos en alguna u otra medida. Por lo que ahora es necesario valorar opciones.

Para el economista Erick Mora Sánchez, los diputados y el mismo gobierno parecen no tener claridad sobre qué rumbo seguir y también parece que están buscando la salida más sencilla: “socializar la pérdida”, esto mediante proyectos como el de flexibilización laboral y otros en esa misma línea.

Mora es master especialista en Responsabilidad Social Empresarial del TEC, licenciado en Dirección de Empresas de la UCR y Magister en Economía de Desarrollo, con énfasis en Gestión Macroeconómica y Políticas Públicas de la UNA, actualmente es profesor en las tres universidades públicas más reconocidas del país (TEC, UCR y UNA).

Ha estado a cargo de múltiples proyectos de capacitación e investigación en el TEC, la UCR, Marviva, Infocoop, Ministerio de Trabajo, IMAS, entre otros, y ha desarrollado una propuesta con la que, asegura, pretende resolver el problema del desempleo, las finanzas de la CCSS, la informalidad, la competitividad del sector privado e incluso aliviar las presiones existentes sobre las finanzas públicas.

Lo primero que le quiero preguntar es si ¿su propuesta realmente puede generar empleos, y si tiene alguna estimación del impacto?

Claro que sí, y no porque yo lo diga jajaja, el asunto es que desde un punto de vista técnico los agentes económicos son racionales y si existe un incentivo que les genere un beneficio lo van a tomar, por eso, por ejemplo, el éxito que ha significado el desarrollo de las zonas francas. Ahora sobre la estimación del beneficio tomemos dos datos que nos pueden dar una visión de esto.

Por un lado, el último censo del MEIC indica que teníamos en el país al 2017, un total de 108.079 microempresas, digamos que de esas se mantenga la mitad, algo que es muy doloroso de pensar, pero parece ser la realidad. Si 50 mil se mantuvieran y cada una de ellas contrata 10 empleados, logramos generar 500 mil empleos solo mediante el aporte de las microempresas, si a eso le sumamos las poco más de 22 mil empresas Pymes, se podrían sumar otros 220 mil empleos nuevos si fuera que todas ellas contratan a los diez empleados nuevos a los que tendrían derecho. Es decir, que sin contar a las grandes empresas se podría hablar que la medida tiene el potencial de generar más de 700 mil empleos.

Podemos conversar para explicarle en detalle y ver algunos temas que son súper relevantes en el contexto actual, pero creo muy importante que la gente pueda leer esta entrevista hasta el final porque al ser un tema tan relevante son muchos los aspectos que debemos explicar.

OK, para iniciar ¿Cuál cree usted que es el mayor reto que tenemos?

En realidad, son varios y muy complejos, pero, en términos de reactivación económica tenemos el reto de basar las acciones económicas procurando la creación de condiciones para que las personas puedan mejorar su calidad de vida, algo que pasa en este momento por la necesidad de crear fuentes de empleo. El tema es que por ahora no me parece que exista una sola propuesta ni del gobierno, ni de los otros sectores, que pueda abordar de forma directa esta situación. Además, creo que debemos aprovechar para generar alternativas que nos permitan resolver el tema del empleo, al mismo tiempo que replantearnos las formas en las que ese empleo se genera como un mecanismo para cerrar la brecha social entre ricos y pobres. Es decir, un crecimiento económico y desarrollo social, basado en la justicia social y la interdependencia, pero no aquella que genera inequidad, como ocurre ahora, sino la interdependencia que crea escenarios favorables para todas las personas, todo esto desde una visión humanista, es decir, desde la generación de valor compartido.

Específicamente ¿qué propone para resolver el tema del desempleo?

Una de las medidas que teóricamente se plantea es la disminución de impuestos, pero esta decisión por sí misma no necesariamente genera empleos y, por el contrario, puede aumentar la desigualdad. Por lo tanto, lo que planteo es que esa disminución se genere que de forma estratégica teniendo como un objetivo principal lograr generar empleo y al mismo tiempo, mejorar la competitividad de las empresas, resolver el problema de la informalidad y las finanzas de la Caja.

Es interesante… pero, ¿es posible? cómo se puede lograr?

Claro que es posible mediante un incentivo para la contratación de las personas. Le explico. El salario es un gasto para las empresas que es deducible del pago del impuesto de renta, eso quiere decir que por cada persona contratada la empresa paga menos impuestos. Sin embargo, por la forma en que se aplica y los porcentajes relacionados, ese “ahorro” o beneficio en impuestos solo puede ir entre un 10% y un 30%. La propuesta es que sea el 100% de ese gasto de salario el que pueda ser rebajado del impuesto sobre la renta. Es un cambio muy sencillo que requiere de una pequeña modificación en la ley 9635, específicamente en el Título II, Artículo 2, que modifica el artículo 8, sobre los gastos deducibles, de la Ley N.°7092. Claro algunos abogados podrán indicar que es mediante un cambio en el reglamento o un decreto, lo cuál sería evidentemente más sencillo, sin embargo, esto es algo que se puede valorar directamente desde el propio Ministerio de Hacienda.

Pero, ¿eso ayudaría a las grandes empresas más que a las Pymes que son las más afectadas por la situación actual, e incluso puede ayudar a mantener a gente con grandes salarios mientras los más pobres siguen desempleados?

Bueno, lo primero que debemos considerar es que la actual crisis afecta a la mayoría de las empresas sin importar si es grande o pequeña, pero igual si se aplica a una empresa con 100 empleados o una con 5, el beneficio podría ayudar a las más grandes y también podría ayudar a mantener salarios muy elevados mientras los más pobres siguen sin conseguir un empleo. Para evitar esto y para generar una medida progresiva y que propicie la disminución de las brechas salariales. La propuesta, que por cierto he validado con varios colegas expertos en temas económicos y tributarios, es que la medida sea una política universal, es decir, para todas las empresas existentes sin importar su tamaño, pero solo se aplica el mecanismo fiscal para los 10 salarios más bajos que tengan las empresas. Esto significa que el beneficio lo obtienen todas, pero beneficia porcentualmente más a las micro, pequeñas y medianas empresas, que a las grandes que igual obtendrían el beneficio, pero en un esquema más progresivo.

¿Por qué dice que es una medida progresiva?

Bueno, la progresividad en palabras sencilla es que los ricos paguen como ricos y los pobres como pobres. Esa visión en particular a mí no me gusta porque la solo diferencia de clases profundiza la desigualdad y no permite construir alternativas desde lo común, además la diferencia se da en medio de un castigo, es decir, lo que presupone esa visión es casi un castigo a los ricos por ser ricos, algo que también me parece una injusticia, aunque eso es casi que una conversación a parte que es muy interesante, pero nos aleja de la cuestión que estamos tratando ahora.

Lo importante aquí es que si, por ejemplo, comparamos a una empresa de 100 empleados, ellos disminuirán sus costos de 10 empleados lo cual es un beneficio real y directo, pero solo en un 10% de su costo de planilla. Mientras que, en una empresa de 5 empleados, la totalidad de su costo de salarios se elimina, es decir el 100% de su gasto, por lo que la Mipyme obtiene proporcionalmente un incentivo mayor y eso es procurar una mayor justicia social, pero no a costa del otro sino generando beneficios más equitativos y no igualitarios. La igualdad no necesariamente permite cerrar brechas, la equidad sí.

Y esta medida ¿aplicaría solo para empleados nuevos?

En mi criterio sí, porque lo que buscamos es generar empleos nuevos. Pero debemos más allá de decir casi de forma discrecional hagamos esto o esto otro, lo que deberíamos hacer es procurar que cualquier medida tenga una razonabilidad técnica y no política. En ese particular creo que existen dos elementos a considerar.

Primero, si yo tengo actualmente unos 10 empleados o más, en lugar de pensar en que esta medida me permite ahorrar plata, debería pensar que cada colaborador adicional es en el fondo un potencial para incrementar mi productividad con un costo muy bajo (solo debo pensar en el costo de las cargas sociales), por lo que inclusive si tuviera 10 empleados sería mayor la ayuda de contratar a 10 más que aplicar el beneficio para los que ya tengo.

Sin embargo, el segundo elemento que debemos considerar es que uno de los mayores problemas que tienen las empresas es un tema de liquidez y no solo de generación de pérdidas, esto técnicamente es distinto. Y bueno, con gusto en otro momento puedo explicar la diferencia entre una cosa y la otra, pero por ahora no nos desviemos. Las empresas en este momento no tienen dinero para financiar las planillas, ¿cómo entonces podemos pensar en que financien 10 empleados adicionales? Bueno, sobre eso creo que existen dos medidas alternativas, la primera es que la medida pueda ser aplicada a 10 empleados por empresa y que sea el propio agente económico el que determine si son nuevos o son los que actualmente tiene, esto desde un enfoque de libertad, en este caso libertad para producir y determinar lo que cada individuo quiere hacer. Al final de cuentas no debemos olvidar que aquí se trata tanto de crear nuevos empleos como también mantener los empleos actuales.

Usted habla del problema de liquidez. ¿Cómo podemos resolver ese problema?

Bueno aquí es donde debemos considerar que problemas sistémicos, es decir que nos afectan a todos y todas, y, por lo tanto, deben de responderse desde el concurso y aporte de todos y todas. Decir que entre todos juntos salimos de esto es muy bonito, pero debemos operativizar esto, en otras palabras, debemos decir quién hace qué y cuándo, esto nos permite medir y planificar. Digo todo esto, porque es importante considerar que aquí se requiere del sistema financiero, para que pueda generar instrumentos financieros con tasas de interés cercanas a cero y con plazos que consideren los períodos fiscales de la aplicación de la normativa. Yo aplaudo que los bancos están financiando a las empresas para comprar equipo, a los consumidores para que puedan comprar productos y servicios, pero, esas medidas que está emprendiendo el sistema financiero o algunos de sus actores tampoco genera de forma inmediata empleos, es por lo tanto necesario que los bancos puedan financiar a las empresas para cubrir los costos de estos salarios.

¿Cuál es el impacto sobre las finanzas públicas?

En cuanto al impacto en las finanzas públicas, debemos considerar que por un lado en el corto plazo se pueden disminuir los costos que supone el mantener medidas como el bono proteger y logrando al mismo tiempo un respiro para el sector productivo sin aumentar el gasto.

Mientras en el largo plazo la reactivación económica compensa los efectos que esta medida tendrá sobre la recaudación en renta, ya que al aumentar el consumo se aumentan los ingresos por la vía de otros impuestos, como por ejemplo el del valor agregado, pero al dinamizar la economía también se incrementan las ganancias y por ello la renta potencial de las empresas y con ello la recaudación debería también crecer, logrando además resolver otro problema que tenemos como país que son las presiones que tiene el Estado de aumentar su endeudamiento.

¿Cómo impacta esta medida a las finanzas de la CCSS?

Este es un beneficio directo para la seguridad social porque estamos hablando solamente de los salarios que son reportados a esta institución con lo cual, al aumentar la cantidad de personas cotizantes, se logra una mayor recaudación y la situación financiera mejorará. Ahora bien, no podemos dejar de mencionar que la medida también ayudaría a la formalización del empleo, ya que las empresas tendrán un mayor beneficio al contratar a una persona cubriendo todas las cargas sociales que si lo mantiene en la informalidad.

¿Cómo responde esta medida a las solicitudes de los diferentes sectores?

Lo primero que me parece relevante decir es que, es necesario que pensemos en soluciones innovadoras que permitan generar empleo y dinamizar la economía y no en opciones que, por el contrario, causan más desempleo, pobreza y desigualdad.

Algo que en mi criterio contempla esta propuesta que estoy planteando, ya que responde a varios de los sectores, por no decir que, a todos, lo que me parece demasiado arrogante de mi parte. Ya vimos los beneficios para la CCSS y la formalidad del empleo, pero la gente también vería una respuesta a su necesidad de empleo y en el caso del sector privado lo que piden son disminución de cargas tributarias y esta es una forma estratégica en la que se da respuesta a esa solicitud, pero además implicaría para el Estados una disminución a las presiones en el corto plazo y como detalle antes un incremento en la recaudación en el largo plazo, derivado de la propia reactivación y dinamización de la economía.

Me parece también importante que esta no es una medida pensando solo en el beneficio de un sector productivo en particular, digo, aquí hablamos que la medida es tanto para el sector turismo, como para los restaurantes, para las empresas comercializadoras, para el agro, para las empresas educativas, de transporte, en fin, al ser una medida universal genera beneficio para todas y todos sin diferencia y por lo tanto sin generar nuevas formas de exclusión.

 Incluso la medida es buena para el sector financiero, porque por un lado pueden aumentar la colocación de créditos, y compensar la caída que han sufrido por la disminución en la colocación de créditos para vehículos, vivienda y otras líneas de consumo, pero al mismo tiempo, al asegurar que la gente tenga empleo, lograrían resolver el problema de la creciente morosidad que se produce porque la gente por la falta de empleo no tiene dinero para hacer frente a las obligaciones que tienen con las entidades financieras. Debemos buscar medidas que ayuden a todos los sectores y no medidas que ayuden a unos a costa de los otros.

¿Esta medida propicia la reactivación económica?

El sistema económico, sin entrar a valorar si es bueno o no, se basa en el consumo, por lo tanto, si logramos que las personas tengan empleo, esto ayuda a que esas personas tengan recursos para consumir y con ello se puede reactivar la economía. De hecho, las propuestas para reducir los salarios en el sector público más bien afectan la reactivación económica porque los empleados públicos disminuirán sus comprar y por tanto contraerán más la demanda de bienes y servicios y con ello a la producción.

¿Considera que las propuestas de los sectores productivos han llevado son buenas?

Es difícil decir que son buenas o malas per se, pero sí creo que muchas veces tendemos a pensar desde una lógica de silos, considerando solamente las problemáticas propias y, por lo tanto, las soluciones que surgen muchas veces solo responden a las necesidades particulares y no a las del colectivo.

¿Ha llevado esta idea a las autoridades del gobierno?

Si he tratado de buscar todas las vías que conozco, pero es difícil poder llegar a los espacios en los que se pueda exponer esto al equipo económico, y eso me hace pensar que quizás desde el gobierno no se han brindado los espacios para cocrear opciones conjuntas para resolver los problemas que enfrentamos. Estoy promoviendo esto desde el sector cultura, pero igual es complejo porque esto es más del resorte del equipo económico y yo finalmente tengo claro que soy un ciudadano de a pie al que llegar a conversar con alguien de ese equipo no le es tan fácil, por eso considero tan valiosa esta oportunidad que ustedes me dan, para poder ampliar mi metro cuadrado y llegar a más gente. Espero que el equipo económico lo pueda ver o alguien se lo pueda hacer llegar para que lo puedan valorar y en el mejor de los casos poner a funcionar. No importa si me llaman a mi o no, o si quieren decir que es la idea de ellos, aquí lo importante es actuar rápido y sin egos, porque la gente lo vale todo.

¿Cree que el gobierno está haciendo un buen trabajo o buenas propuestas?

No puedo decir que las propuestas sean buenas o malas, creo que las intenciones son buenas, pero en ocasiones pienso que existe una clara lejanía entre lo que puede pensar y vivir el equipo económico y lo que piensa y está viviendo la mayor cantidad de las personas que están siendo afectadas. Quizás porque las personas del equipo económico están súper preparadas para comprender los fenómenos económicos del pasado, pero lo que vivimos es algo completamente nuevo y, por lo tanto, quizás sea oportuno considerar otras perspectivas incluso si no son las convencionales. La experiencia y el conocimiento no sirve para aplicarlo igual sino para con base en ellas inventar nuevas formas.

Lo que sí le puedo decir es que ninguna de las medidas planteadas por el gobierno están directamente dirigidas a la creación de empleo. Ninguna.

¿Esta medida es mejor que destinar fondos al bono proteger?

Es importante destacar que el bono proteger era necesario, pero ciertamente es insuficiente y es la forma que para algunos es digamos “más fácil de aplicar”, pero lo cierto del caso es que el asistencialismo es algo que puede generar más problemas que beneficios y se lo digo yo que me críe en Lomas del Río, Pavas y me vi como mucha gente que recibe transferencias se limitan a ello y no logran progresar, claro no es en todos los casos, muchos otros recibimos ayudas y logramos salir adelante, mi punto aquí no es decir si es bueno o si es malo, prefiero decir que pueden existir mejores formas para garantizar una mejor calidad de vida. Creo que para muchos es hasta triste pensar en esperar un cheque del Estado y no una oportunidad de generar su propio sustento a través de su trabajo, esto es un tema de dignidad. Ahora bien, para dar una opinión sobre este particular me parece que podemos ser más rigurosos al analizar el bono proteger.

Por un lado, este bono es una medida asistencialista que no es sostenible y no genera condiciones para propiciar la reactivación económica, esto porque el monto que se entrega es a lo mucho para asegurar la alimentación, aunque sabemos que en muchos casos no alcanza ni para eso. Además, existen muchas investigaciones que demuestran que las políticas asistencialistas no sacan a la gente de la pobreza.

Segundo, debemos tener claro que la pobreza no es un tema solamente monetario, sino de la capacidad de los individuos por acceder a derechos, una visión planteada por el economista y premio nobel Amarya Sen, y en este caso el derecho al trabajo, del que pueden derivar otros derechos, algo que el bono proteger no propicia. Es decir, debemos entender que el trabajo no es solamente un medio para obtener dinero, el trabajo es mucho más que eso, representa un propósito en sí mismo para la gente, algo que permite valorar más las cosas y que ayuda a la salud mental tan necesaria para muchas personas.

Y en términos del sistema económico en el que nos desarrollamos, debemos considerar que el trabajo además significa para la gente un grado de certidumbre, un elemento fundamental para la reactivación económica. En este momento mucha gente no ha recibido el bono proteger y no saben si lo van a recibir y en los que sí han recibido ese beneficio no saben hasta cuándo lo van a recibir, algo que genera incertidumbre y por lo tanto limita el consumo con en ello se restringe el crecimiento económico.

Finalmente, el bono proteger no ayuda al sector privado que es quien genera riqueza y por lo tanto al ayudar a la gente limitamos el potencial de las empresas para generar ingresos, es decir, al invertir en transferencias a la gente sin una contraprestación eso es un gasto asistencialista y no una inversión. Es por lo tanto el bono proteger una medida que no genera círculos virtuosos para el crecimiento económico y el desarrollo humano, es mucho mejor invertir en las empresas que además también son personas, para que generen empleo de forma justa con lo cual se logra beneficiar a las personas de una forma más sostenible y además siendo responsable con la situación fiscal del país.

¿Qué piensa que debería hacer la gente de a pie?

Lo primero es hacer todo lo que se pueda desde nuestro metro cuadrado, pero además, creo que deberíamos dejar de estar señalando al otro, es increíble que tengamos tanta desconfianza los unos en los otros, es difícil construir un mundo mejor desde una actitud tan egocéntrica, debemos dejar de pensar que todos los que consideramos los otros están actuando contra nosotros, creo que cada quién está de forma quizás egoísta pensando en su bien propio, pero realmente no creo que la mayoría de la gente esté pensando en cómo perjudicar a alguien, aquí lastimosamente estamos en una actitud de sálvese quien pueda y eso debe cambiar, pero no por una política pública, debe cambiar desde cada una y cada uno de nosotros, precisamente desde nuestro metro cuadrado y dejar de tirarle la culpa al otro, al gobierno, al empresario, al pobre o al rico, dejar de culpar a ese que es igual que nosotros en algo, es otro ser humano y esa debería ser la única consideración que deba importar.

Finalmente, no podemos olvidar que nadie en el mundo parece tener respuestas totalmente efectivas para lo que vivimos y estoy convencido que la gente del gobierno está haciendo todo lo que puede y nosotros los que no somos gobierno debemos dejar de estar repitiendo discursos demagógicos y oportunistas, y comenzar a centrar nuestros pensamientos y energía hacia el bien del otro, hacia el bien común que al final de cuentas es nuestro propio bien.

¿Usted pretende hacer algo más?

Claro que sí, desde mi metro cuadrado, que en este momento es desde las aulas, desde el apoyo a los y las emprendedoras, generando soluciones y si fuera necesario sumándome a los sectores o al mismo gobierno para seguir aportando desde mis conocimientos para reinventar una sociedad en la que nadie se quede atrás. Porque la gente lo vale todo.

Muchas gracias.

Gracias a usted por actuar desde su metro cuadrado y permitirme llevar esta propuesta a muchas personas. En serio espero que esto pueda ayudar a la toda la gente.