Última Hora

“La iglesia es Santa porque la instituye Cristo, pero es pecadora porque la formamos los seres humanos.” Con esta frase el padre Rafael Sandí, canciller de la Curia Metropolitana, se refiere al tema de los abusos sexuales denunciados por varías víctimas hacia el clero en nuestro país y en el mundo.

Esto en momentos en que en Roma se inició una cumbre sobre abusos sexuales con altos jerarcas y en que la cúpula de la Iglesia Católica de Costa Rica le pidió al sacerdote, Mauricio Víquez, entregarse a las autoridades luego de que este huyó del país tras acusación penal por una presunta violación a un niño.

Este viernes en el Vaticano, el Arzobispo de Bombai, Oswaldo Gracias, dijo: “la Iglesia no vive en un mundo aislado de su propio proceder. Quienes son culpables de comportamiento criminal deben rendir cuentas a las autoridades civiles”.

Asimismo, el papa Francisco indica que el abuso contra los menores de edad es uno de los peores y más viles crímenes posibles. 

Ante estas declaraciones el padre Sandí explicó que lo que forzó a que la Iglesia actuara es el conocimiento de los hechos, no solo la presión de la población. En la Arquidiócesis de San José, en 10 años se han presentado 19 denuncias y de las cuales siete han sido sentenciadas con pena canónica.

Para más detalles de la entrevista puede ver el vídeo adjunto.