Por José Fernando Araya |5 de noviembre de 2016, 17:22 PM

Metallica en estado puro. La agrupación californiana brindó este sábado por la noche un show de lujo en el Estadio Nacional donde complació a esos más de 30 mil fans que esperaron su retorno por seis años.

Desde sus inicios con el poderoso trash metal, hasta la cambiante época noventera, Metallica cumplió con las expectativas que se tenían e incluso tuvieron la oportunidad de presentar algo de su nuevo disco Hardwired... to Self-Destruct, el cual saldrá a la venta hasta el próximo 18 de noviembre.

Apegados a su presentación del 2010 donde dieron un concierto de lujo, esta vez el “chivo” regaló la misma fórmula que los ha mantenido como una de las bandas más vistas del mundo a lo largo de 30 años.

Arreglos de sonido por acá y retoques por allá, todo ante la mirada de los miles de fans que aguantaron la presión de pasar varios días a la espera de sus ídolos.

Primero calentó el ambiente la banda nacional Heresy que apenas sirvió para apaciguar las ansias de la masa negra del Nacional.

“Hace seis años hice fila para ver a Metallica y hoy estoy aquí, tocando ante ustedes. Lo que ustedes se propongan lo pueden lograr”, se rajó en decir el vocalista de la banda nacional.

Y es que precisamente Metallica logra reunir un sinfín de generaciones y este sábado por la noche, todas disfrutaron por igual.

Sin más preámbulo, a las 7:45 p. m. los primeros sonidos de The Ecstasy of Gold le dieron la bienvenida a los de California.

A partir de ahí Metallica nos llevó por un recorrido de su carrera, satisfaciendo todos los gustos de su fanaticada.

Rápidamente el público se volvió loco con Hit the Lights de su primer disco Kill 'Em All, para luego deleitar a todos con For Whom the Bell Tolls y Fuel.

Con The Unforgiven llegó una de las canciones que no habían escuchado los ticos seis años atrás y que soltó la primera gran ovación de la noche.

Pero tras presentar Atlas Rise, una de sus nuevas canciones y con lo que Metallica quiere regresar a sus cimientos, vendría lo mejor de la noche.

El clímax del concierto llegaría con Orion, One, Masters of Puppets y Fade to Black.

Para ese entonces James Hedfield, el carismático Lars Ulrich (quien sorprendió a todos al ponerse la camiseta de La Sele), Kirk Hammett y Robert Trujillo ya tenían al público en un grado de éxtasis que pocas agrupaciones han logrado.

El cierre con Wiskey in the Jar, Nothing Else Matters y Enter Sandman –donde la organización soltó una especie de bolas para el deleite del público- fue de una enorme calidad que hizo salir a todos satisfechos.

En poco más de dos horas de concierto, Metallica se mostró tal y como ha sido a lo largo de su carrera, una banda de metal a la altura del espectáculo y con una calidad de música que sin duda marcó una época para más de un amante del rock.

Lista de canciones interpretadas por Metallica: 

Hit the Lights

For Whom the Bell Tolls

Fuel

Sad But True

Creeping Death

The Unforgiven

Atlas, Rise!

The Memory Remains

Moth Into Flame

Orion

One

Master of Puppets

Fade to Black

Seek & Destroy

--------- -
Hardwired

Whiskey in the Jar

Nothing Else Matters

Enter Sandman