Última Hora

Este jueves se celebró la ceremonia de premiación de los Latin Grammy, en Las Vegas, Estados Unidos. El ingeniero de sonido costarricense, Óscar Marín, sumó dos gramófonos más a los cuatro que ya tenía en casa.  

Oscar Marín tiene 51 años y es ingeniero de sonido. Triunfó gracias a los discos que hizo con el panameño Rubén Blades, titulados Salsa Plus Salswing!  Las categorías ganadas fueron "Mejor álbum de salsa" y "Mejor álbum del año".

Al momento de subir al escenario, el alajuelense dijo "Pura Vida, Costa Rica", un detalle que llenó de orgullo a los compatriotas que sintonizaban la transmisión del evento. 

¿Cómo se siente seguir sumando Latin Grammies a su colección?

Se siente bien. Yo no soy alguien que le guste estar tan expuesto. En eso me parezco un poco a Rubén Blades. Pero siempre un reconocimiento es una razón de alegría. Este es mi sexto Grammy. Hasta ahora es que tengo más atención, tal vez porque es una categoría muy importante. Pero se siente muy bien, y uno hace las cosas pensando en el trabajo, en que salga lo mejor posible y no en que se reconozca. Pero cuando se reconoce un trabajo siempre se siente bien.

¿Cómo llegó a trabajar con Rubén Blades?

Y con Rubén Blades llegué a trabajar gracias a Éditus, cuando estaban haciendo las maquetas del disco Tiempos, por cosas de la vida yo llegué al mismo estudio y ellos me pidieron que les ayudara con las maquetas y ahí empecé. No sabía mucho quién era Rubén Blades en aquellos años 90, y ahí aprendí. Así fue como llegué a trabajar con Rubén hace más de 20 años.

¿Se ha sentido apoyado por su carrera?

En mi carrera sí por supuesto, de parte de mi familia siempre me apoyaron. Yo primero fui músico, aprendí a tocar y lo hice con grupos de garaje. Es muy difícil poder surgir en el ámbito de la música en Costa Rica. Cuando me pasé a la parte de audio fue todavía más complicado porque hay menos oportunidades y menos formas de estudiar estas carreras. Cuando yo empecé, que no había Internet, fue difícil, por supuesto, pero apoyo tuve de mi familia y amigos. Siempre tuve apoyo de mis seres queridos.

¿Qué ha sido lo más difícil?

Lo más difícil es que esto es como una montaña rusa y uno tiene subidas y bajadas y a veces son más las bajadas que las subidas. Y el sacrificio que uno hace a veces supone sacrificar tiempo con la familia y amigos o eventos especiales por estar trabajando. Eso es tal vez uno de los sacrificios más grandes que uno tiene que hacer, pero se hace con gusto porque estoy haciendo lo que me gusta.

¿Qué se tiene que hacer para que más ticos tengan la oportunidad de ganarse un Grammy?

Lo que se tiene que hacer es apoyar a los músicos, a los técnicos, darnos más apoyo, tal vez exponernos un poquito más. Eso es lo que se necesita, porque talento hay, calidad también. Hay personas que hacen las cosas súper bien hoy en Costa Rica, que podrían estar en cualquier lugar del mundo haciendo su trabajo como músicos, técnicos, pero nos falta apoyo. Si tuviéramos el 1% del apoyo que le dan a los Deportes, seríamos una potencia enorme en la parte artística.

Spotify TeleticaRadio