Última Hora

El público eligió a Ed Quesada como el ganador de la sexta temporada de Tu cara me suena (TCMS). El artista se convirtió en Freddie Mercury de Queen con la canción Somebody To Love. 

Ed quiso compartir el premio de ₡7 millones con Daniel Montoya. Este dinero será donado a la Asociación Ministerio de Ayuda Social Manos Abiertas a Ti y a la Asociación Deportiva Santiago del Monte.

"No lo puedo creer todavía, es tanto trabajo, tanto esfuerzo, tanta dedicación, sacrificio y lo recibo con mucha gratitud de no ser por la gente que me llevó a primer lugar, no lo hubiera logrado", declaró Quesada tras su triunfo.

La gran final

El primero en salir al escenario fue Boris Sosa, quien puso de una vez al público a aplaudir al ritmo de Cómo te voy a olvidar de la agrupación mexicana Los Ángeles Azules. El comediante se incorporó a TCMS en reemplazo de la actriz, Marcela Ugalde. “Boris como te dije la vez pasada, sos irremplazable aquí, siempre estas protegido con eso que decís -yo no canto ni bailo-, pero nunca lo has hecho mal”, comentó el juez, Kurt Dyer.

Iriabelle González, finalista en la gran final, salió al escenario transformada de Rocío Jurado. Llenó de sentimiento el Estudio Marco Picado y puso la piel de gallina al público con el tema Lo siento mi amor. Con una interpretación impecable, la cantante recibió comentarios muy positivos. “Gracias al Señor no tenemos que calificar hoy. No sé qué es más grande si tu talento o humildad, tienes esa combinación perfecta al éxito, éxito que ya disfrutas. Hay muchos aquí que merecen ganar, pero a mí me haría muy feliz si ganaras representando al género femenino, no por ser mujer sino por ser mujer cargada de talento”, le dijo Natalia Monge a Iriabelle, quien respondió “ha sido un gusto enorme estar en este programa y poder entregar algo de lo que yo soy.

Luego llegó al escenario Daniel Montoya, transformado en dos personajes: mitad Marisela y mitad Marco Antonio Solís con la canción La pareja ideal. Con su peculiar puesta en escena hizo estallar en carcajadas al público. “Estoy muy contento, le doy gracia a Dios por estar aquí. Hace 10 años yo trabajaba en supermercado y soñaba en poder entretener a la gente y mantener a mi familia y le doy gracias a Dios por darme la oportunidad de estar en este programa y en Teletica, donde siempre soñé llegar”, acotó muy conmovido el autor de Guanelgue. Por su parte, la jueza Eugenia Fuscaldo mencionó “estamos muy agradecidos todos, usted nos ha regalado tanta salud con ese humor suyo, alegría y talento, usted es un excelente comediante”.

La otra chica finalista fue la sancarleña Joss Araya, quien como una diva interpretó a JLO con Let’s Get Loud. El juez y profesor, Luis Montalbert indicó, “qué lindo poder ser testigos de este proceso, recuerdo tu primera gala, era reservada, y verte brillando así, ser testigo de este proceso es un privilegio. De parte de los profesores queremos reconocer que has sido tan receptiva, tienes mucho camino por recorrer con ese brillo”. Y Araya agregó unas palabras “quiero agradecerle a los cuatro, desde el día uno me dieron fuerza, es un honor hacer esta presentación para ustedes y el público”.

El invitado de la gran final fue el juez Kurt Dyer, quien se transformó en Elton John con la pieza I Guess That's Why They Call It The Blues.

El finalista chileno costarricense, Rodrigo Lagunas, puso el ambiente romántico con la canción Can't Help Falling In Love de Elvis Presley. Luego puso al público a moverse con el enérgico tema Jailhouse Rock. En el escenario, acompañó a Lagunas, uno de sus estudiantes de su escuela de música llamada Luz, Música y Acción. Ambos tocaron la guitarra completamente en vivo. Eugenia Fuscaldo le dijo a Lagunas “mi amor yo sé que usted viene de una familia súper talentosa, empezando por su mamá Luz María Romero. Gracias Rodrigo por este talento, amor y dedicación”. Y el músico le respondió “gracias a usted, a mis compañeros, amigos y familia por apoyarme, no importa lo que pase, quien gane, para mi esta experiencia ha sido maravillosa”.

Algo que nunca había pasado antes en TCMS, Rodrigo Villalobos, le cambió la letra a la canción de Juanes, La camisa negra. Lo hizo para poder agradecerle a la producción por su participación. “Lo que más nos duele es perder esto, este equipo tan lindo, yo me crie aquí (fue parte de Recreo Grande) así que yo adoro Teletica, aunque suene brocha, todos tienen una mística maravillosa”, resaltó Villalobos. Kurt Dyer, señaló entre risas “yo pensé que estaba leyendo la canción, pero no estaba por ningún lado”. Y Natalia Monge rescató el progreso del comediante “en la primera gala veíamos a un Rodrigo un poco frustrado, pero llegamos ahora a ver a un Rodrigo que ahora lo disfruta”.

Cristian Madriz puso muy romántico el estudio al convertirse en Julio Iglesias con la canción Lo mejor de tu vida. Kurt Dyer le comentó “¡qué señor cantante! he aprendido tanto de ustedes, te he visto cantar tantas veces con esa maestría, somos cantantes tan distintos y he podido aprender de vos”.

El ganador llegó al escenario con el tema de Queen, Somebody To Love. “Ed sin duda alguna que versatilidad, talento, carisma, de sobra. Sos maestro, das clases a niños, pero das catedra, y mostrás la calidad humana que tenés, son mucho más que un cantante de covers, sos un artista, seguí desarrollando tu marca, nos mostraste a uno de los mejores artistas de Costa Rica empezar, espero poder compartir un escenario con vos”, fueron las palabras que le dedicó Luis Montalbert a Ed Quesada, quien las recibió con lágrimas en los ojos.

Karina Severino fue la encargada de cerrar la gala vestida de Sheyla con la canción Te lo pido por favor. “Si acá estuviera Juan Gabriel, le dedica una canción, es un talento el suyo, una capacidad de demostrar  a través de su voz tantas emociones, hemos disfrutado su talento”, le indicó Eugenia Fuscaldo a Severino, quien conmovida dijo “le agradezco a la producción, al canal, y quiero dedicarle esta canción a mi amor que está aquí, gracias por esta experiencia a mis compañeros, los amo”.

TCMS Teletica