Última Hora

Un equipo de producción audiovisual costarricense trabajó con Netflix para la realización de la miniserie "Historias de una generación con el papa Francisco".

El pasado 25 de diciembre se estrenó la producción en la plataforma de streaming.

Participaron Rafael Padilla, productor local, Roberto Murillo, director y director de Fotografía, Juan Carlos Herrero, en cámara y Erick Vargas, como sonidista.

Padilla, el productor, explicó que el acercamiento se dio gracias a los esfuerzos por parte de la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer). La entidad se puso en contacto con la productora italiana Stand By Me para poder materializar el proyecto en Costa Rica.

La grabación se realizó durante la pandemia, por lo que el equipo se sometió a constantes pruebas de COVID-19.

En el segundo episodio de la miniserie, se cuenta la historia de Danilo Mena Hernández, un puriscaleño de 76 años. Su familia sufre complicados problemas de salud y, recientemente, él sufrió la pérdida de su esposa y de su madre. 

En el documental se plasma el estilo de vida de su familia, marcado por la lucha diaria que supone el hecho de que sus dos hijos sean no videntes.

"Don Danilo es un reflejo de lo que significa vivir con esperanza. Es un ejemplo de vida, ya que toda su vida ha pasado adversidades innumerables, a su edad se sigue preocupando por el futuro y el día a día. Sus condiciones no evitan que él viva una vida llena de felicidad, agradecimiento y esperanza, eso es lo que más me conectó con don Danilo", comentó Murillo, director.

La serie italiana de Simona Ercolani que fue producida por Netflix, se desprende del libro “Sharing the Wisdom of Time” escrito por el papa Francisco, donde se refleja el amor, los sueños, la lucha y el trabajo entre historias de dos generaciones.

La serie documental avanza entre una entrevista al papa Francisco y las diferentes historias de personas en el mundo.

Se filmó en ubicaciones alrededor del planeta repartidas por diferentes países y la condición para participar en la producción audiovisual era que las personas fueran menores de 30 años. Esto con el fin de enlazar el talento de una generación joven (en la parte audiovisual) con la sabiduría de los entrevistados, que eran todos mayores de 70 años.

En Costa Rica y en todo el mundo se filmó durante tiempos de pandemia, por lo que fue todo un reto no solo desarrollar la producción con mucho cuidado, sino que también coordinar todo con Italia y con Netflix de manera telemática. Sin embargo, todo el tiempo hubo mucha retroalimentación.

La nueva ley de atracción de inversiones fílmicas extranjeras promueve y facilita cada vez más proyectos de este tipo.

En nuestro país se filmó en la Colonia Puriscaleña, en las montañas de Limón, en donde el equipo costarricense estuvo grabando durante tres días en el pasado mes de febrero.

"La productora italiana tenía dudas sobre como trabajar con don Danilo, pero contrario a lo que se creía, don Danilo es una persona súper extrovertida y dinámica, después de la investigación entendimos su historia de vida. Inclusive los productores italianos decían que su vida daba para hacer una serie completa de él. Lo que se ve en Netflix es una pequeña mirada de una historia de vida súper admirable", agregó el director. 

¿Qué significa para Costa Rica participar en proyectos como este?

El sueño de los hijos de Don Danilo era conocer el mar.

"Para Costa Rica, además de la exposición mundial, es superimportante este tipo de proyectos por varias razones, como lo es la confianza de Netflix y productoras internacionales para rodar en el país, esto por el grupo calificado y de experiencia. Es una oportunidad supergrande, lo asumimos con gran profesionalismo y esperamos que no sea la primera vez", acotó el productor.

Y por su parte, Roberto Murillo, concluyó "en Costa Rica existen historias muy importantes que valen la pena contar, por eso tener herramientas para transmitirlas es muy relevante. La producción audiovisual en este país es muy rica y a la vez está en peligro. Es importante poner sobre la mesa esta proyección internacional lo que puede significar y generar espacios para que se apoye. Los invito a ver la serie, porque la serie trata de las pequeñas grandes vidas extraordinarias y que realmente no existe la sencillez y todos atravesamos situaciones complejas".

La historia de Don Danilo llegó al Papa por la ONG, Unbound, también llamada Asociación Virgen de los Ángeles para Niños y Ancianos, la cual se encarga de ayudarlo, al igual que a otras familias de la zona. 

Si usted desea realizar una donación para mejorar la calidad de vida de este vecino de Puriscal puede hacerlo con un depósito a la cuenta CR83015103410010002732
CuentaBNCR:100-01-034-000273-3 Tipo: Corriente - Colones.

Spotify TeleticaRadio