Última Hora

Detrás de cámaras, en el programa Nace una Estrella, se vive en un legítimo "corre corre", sobre todo cuando un participante termina de cantar y casi de inmediato sigue el otro. 

Quisimos conocer más detalles sobre el estupendo trabajo del personal de escenografía.

Anthony Saborío Molina es el coordinador, tiene más de ocho años de trabajar en esta área. Junto a él, Pedro Guzmán, Andrés Vargas y César Rodríguez se encargan de elaborar todo lo que usted ve sobre el escenario.

Se tarda una semana para la puesta en escena de todo el programa. Primero, el productor de arte, Danny Jiménez, indica lo que necesita en el escenario para cada presentación. Luego, los encargados de escenografía buscan en la bodega de Canal 7, ubicada en Pavas, qué elementos se pueden utilizar o si es necesario ir por nuevos.

Con la productora de campo, Mila Segura, coordinan para conseguir ciertos materiales que se requieren para la construcción.

En la gala pasada, por ejemplo, tuvieron que buscar caña de bambú para elaborar el barco donde estuvo Sarita, inspirado en la película de Moana.


"En la puesta en escena de Ariel Darío reutilizamos las piedras que ya teníamos por acá (bodega de Pavas), las mejoramos y las pintamos. Sobre la puesta en escena de Juanis, se creó desde cero, hicimos los cajones y la caja de juguetes", contó Saborío.

Entre cada show, el personal de escenografía tiene entre 40 segundos y un minuto para acomodar toda la utilería.

"En el programa tenemos unos 40 segundos para montar y dejar todo listo, y para sacar tenemos entre un minuto y minuto y medio" comentó Saborío.


Nace una Estrella