Última Hora

Tras dada a conocer la noticia por parte del Ministerio de Salud de apertura de las salas de cines entre semana a partir del 1 de mayo, la Cámara de Exhibidores y Distribuidores Cinematográficos de Costa Rica prepara un protocolo de seguridad sanitaria que permita proteger del COVID-19 tanto a los asistentes como a los empleados.

Es por esto que antes de dar dicha apertura, el personal que labora en el cine tendrá un entrenamiento especial.

Las salas también se ajustarán para no incumplir con el tema de aforo e higiene.

El horario establecido por el Ministerio de Salud para las salas de cine es de lunes a viernes de 5 a. m. a 7 p. m., horario que según afirman, es complejo para los amantes del cine, sin embargo, aseguran que establecerán tandas en esa franja.

Desde que las autoridades del Ministerio de Salud y Caja Costarricense del Seguro Social anunciaron el primer caso de COVID-19 en nuestro país, la industria adoptó de manera responsable e inmediata, la orden de operar al 50% de capacidad y luego el cierre completo de los complejos de cine en todo el territorio nacional, ya llevan poco más de 40 días cerrados.

La Cámara de Exhibidores y Distribuidores Cinematográficos de Costa Rica reitera que, pese al aval de apertura, tienen claro que la salud del país siempre irá de primero, por eso, siempre y cuando no existan contratiempos y el número de nuevos casos por COVID-19 sigue la tendencia actual, seguirán con el plan de operar próximamente, pero si existe un cambio sustancial e incrementan los casos, tomarían nuevas medidas.