Última Hora

Germán Valverde, mejor conocido como el Maromero, marcó la infancia de muchos niños en Costa Rica y está cumpliendo 30 años de carrera.

Recreacionista, profesor de educación física, actor, músico, el Maromero casi que podría considerarse un “símbolo nacional” por su importante trayectoria y el impacto que ha tenido en la cultura costarricense.

En diciembre próximo cumplirá 65 años de edad, pero convertirse en adulto mayor no significa que se retirará de su trabajo, sino que viene con muchísimos nuevos proyectos.

Recordando sus inicios, Maromero comentó “yo cantaba desde 1980 con mi guitarra como profesor de educación física en una escuela (Centro de Enseñanza Especial Carlos Luis Valle), pero en 1992 llega a la escuela un músico muy reconocido llamado Carlos Navarro, integrante de Los Hicsos, y es con él que creamos el primer café de música infantil para que los padres de los niños con discapacidad estimularan a los chicos. Posteriormente, en el año 1995 me retiro del Ministerio de Educación Pública (MEP) y empiezo esta carrera de música infantil interactiva”.

Con el proyecto de Maromero, se crea en Costa Rica un show diferente, durante el cual los niños y los padres son protagonistas y aprenden cantando y jugando. La música de Valverde es muy característica porque es jocosa y vacilona, siempre con la intención de divertir a quien la escuche.

“Ha sido muy impresionante, 30 años de recibir cosas muy lindas, de ver el crecimiento de niños que ahora son jóvenes. Algunos que les canté en cumpleaños ahora me contratan para las fiestas de sus hijos. Y no solo ha sido a nivel nacional, sino que Maromero ha ido a las Teletones de Nicaragua, cuando llevamos un mensaje muy lindo de solidaridad. Entonces la experiencia de estos años ha sido maravillosa, ha sido de recibir y recibir y la familia lo ha recibido con respeto”, reflexionó el artista.

Durante tantos años de carrera, el Maromero ya recoge una larga lista de anécdotas graciosas. ”Una vez estábamos en un cumpleaños en Villa Colón, una niña que me amaba me pegó un mordisco, la niña quería comerme, fue algo impresionante. Otra vez estuve en un club privado en Escazú, y una niña me dijo -Maromero ¿para dónde se va usted? Y yo le dije -para mi casa- y me dice -pero usted no tiene casa, ¿cómo se va a ir?- Y yo le dije -en carro- y la menor me decía -pero usted no tiene carro-. Para la niña, Maromero era puro movimiento y energía de personaje, no una persona normal que tiene hijos y esposa”.

¿Han cambiado mucho las fiestas de niños de los noventa a las de ahora?

“Cada cosa con su tiempo, todo va cambiando montones y así tiene que ser. Una fiesta infantil de antes era bien diferente, no era mejor o peor. Hoy la tecnología nos lleva a otras cosas y hay que convivir con eso. Antes podías ir a muchos lugares a cantar, yo inauguré muchos malls, y en el Parque Diversiones hice muchos proyectos lindísimos. Yo trabajaba en educación especial tenía la posibilidad de ir a cantar a muchas escuelas de enseñanza especial con chicos con discapacidad, el poder hacer un concierto con chicos sordos o con parálisis cerebral era maravilloso, entonces la fiesta se convertía en un evento para cualquier persona. Ahora hay más restricciones, algunos niños están más estimulados y a veces cuesta un poquito más. Pero sigue siendo un proyecto muy noble”, agregó el vecino de Orotina.

Y es que no solo los niños quedan encantados con el Maromero, lo han llamado para fiestas de cumpleaños de adultos mayores. Una señora de 80 años le dijo que quería que le cantara y, cuando lo hizo, bailó como si fuera otra vez una niña pequeña. La canción Feliz Cumpleaños la canta hasta en 22 idiomas, para enseñarle a los niños la importancia de aprender otros idiomas.

¿Han cambiado los niños por la hiperconectividad?

“Sí, son diferentes, más estimulados a través de la tecnología. El teléfono nos ofrece mucha estimulación, y lo que quieras aprender lo aprendes para bien o para mal. Pero no dejan de ser niños, depende de la propuesta que uno haga, por ejemplo, cuando les digo -levanten la mano el que tenga papás que roncan- y casi todos los niños levantan la mano y cuando se da cuenta ya dejaron de lado la tecnología y el niño estuvo una hora jugando y no se da cuenta”.

Maromero todavía se pone nervioso antes de salir al show, a pesar de haber estado en miles de eventos, se persigna y reza para que todo salga bien antes de cada presentación.

Sobre las temáticas de las canciones, menciona que en todos estos años sus composiciones siempre han sido jocosas. “Siempre las canciones van a tratar de que el niño responda a algo y disfrute, la última canción que hice fue para una obra de teatro (Manos a la obra), veo a mis nietas jugar y cantar, y sigue ese espíritu de juego”.

Periquito tendrá video oficial

“Periquito, periquito, se parece a su mamá por arriba, por abajo, por delante y por detrás”… ¿Le suena? ¿Lo leyó cantado? Pues este es el gran éxito de Maromero, la canción que no falta en una fiesta de niños.

La canción Periquito estrenará su video oficial el 12 de diciembre. Maromero desea lanzar el tema en un concierto especial durante el cual celebrará los 30 años de carrera. El evento contará con la participación de sus hijos, David y Diego Valverde, de la agrupación “Chillax”.

“La pandemia nos vino a dar un respiro y preguntarnos qué viene. El no poder trabajar fue un golpe muy fuerte, pero con grandes aprendizajes como emprender en la parte virtual. También, decidí hacer el video por el apoyo de mi familia y mis hijos, ellos dicen que hay un gran legado, y que no debe de desaparecer, por eso vamos a crear el canal de Maromero en YouTube, es una plataforma que viene para quedarse”, acotó sobre la razón de grabar el video.

Y es que no solo estará en YouTube, actualmente está en redes sociales como Facebook, Instagram y hasta TikTok.

“Ha sido una locura (TikTok), tengo más de 18.000 seguidores, tengo un video que se ha visto más de 250.000 veces. Y con el primer video los muchachos de entre 20 y 30 años me empezaron escribir diciendo -estoy con llorando, usted fue lo más lindo de mi infancia-. Se supone que el canal era para niños, pero ahora están maravillados los chicos grandes”.

Junto a sus hijos, Diego y David, planean lanzar en enero un campamento de una semana para que los niños tengan una experiencia única al aire libre de ir a acampar, dormir en una tienda de campaña, junto a una fogata. Con esta experiencia, quieren desarrollar el liderazgo de los menores.

Finalmente, contó que desea lanzar un disco en inglés junto a Chillax, que reúne todas sus canciones. Para contrataciones puede llamar a Maromero al 8380-9888.

Youtube Teletica