Por Josué Sánchez |2 de noviembre de 2016, 5:03 AM

Mariah Carey y su expareja, el magnate australiano James Packer -que terminaron la semana pasada- al parecer están en conflictos prenupciales.

Carey presentó una demanda por 50 millones de dólares contra el empresario por un acuerdo establecido antes de que se comprometieran.

El documento afirma que en caso de terminar su relación, la artista tiene el derecho de recibir el dinero por parte del empresario.

Así lo publica el sitio de entretenimiento TMZ, donde se asegura que la información fue filtrada por medio de correos electrónicos intercambiados por el equipo de Mariah y el de Packer en febrero pasado.

El acuerdo detallaba los derechos y deberes del futuro matrimonio, así como una serie de condiciones. Una de ellas era que si Packer le regalaba una joya a Carey, esta debía ser devuelta en caso de divorcio, excepto si él le enviaba una nota que dijera que era un regalo.

El objetivo de la pareja era llegar al altar el próximo 1 de marzo en una ceremonia de compromiso –que para ambos era matrimonio- en Bora Bora.