Última Hora

El magnate de Hollywood Ron Meyer, que impulsó las carreras de Tom Cruise y Mery Streep, anunció este martes que dejará su puesto como vicepresidente en NBCUniversal tras admitir haber pagado a una antigua amante para ocultar su amorío.

Meyer, que estuvo al frente de los estudios Universal en una época de grandes éxitos y antes cofundó la influyente agencia de talentos CAA, es la más reciente alta figura de Hollywood obligada a abandonar la industria por mala conducta.

"A finales de la semana pasada Ron Meyer informó a NBCUniversal que había actuado de una manera que creemos que no es consistente con las políticas o valores de nuestra compañía", dijo el CEO de NBCUniversal, Jeff Shell, en una declaración a la AFP.

"Hemos llegado a la conclusión mutua de que Ron debía dejar la empresa, de manera inmediata", añadió Shell.

En otra declaración, Meyer dijo que una mujer con la que "tuvo una aventura muy breve y consensuada hace muchos años" le hizo falsas acusaciones, obligándolo a "llegar a un acuerdo (monetario) bajo amenaza".

Meyer dijo además que puso al corriente de la situación a su familia y a sus empleadores después de que "terceros" se enteraran del acuerdo y trataran de extorsionarlo.

En un extraño giro, medios especializados de Hollywood identificaron a la mujer como la estrella de "Ocean's 8: las estafadoras", Charlotte Kirk, cuya otra aventura con el exjefe de Warner Bros, Kevin Tsujihara, llevó a su caída al frente de ese estudio el año pasado.

El mánager de Kirk, una actriz de 28 años nacida en Gran Bretaña, se negó a hacer comentarios.

Meyer deja su puesto de vicepresidente en NBCUniversal, cargo que ocupó desde 2013 después de 18 años de reinado como jefe de los estudios Universal, en los que supervisó éxitos como "Gladiador", "Erin Brokovich" y "Rápido y furioso".

En su posterior papel corporativo, Meyer ayudó a diseñar la adquisición de DreamWorks Animation por 3.800 millones de dólares.

Meyer, de 75 años, comenzó su carrera en el mundo del entretenimiento como mensajero de una agencia de Hollywood después de dejar la escuela secundaria y unirse a las fuerzas armadas.

En 1975 dejó el gigante de la industria William Morris Agency para cofundar CAA, que pasó a tener un lugar de preeminencia.