Última Hora

El pasado 31 de diciembre, la modelo Leonora Jiménez reveló a sus seguidores de redes sociales que resultó positiva en una prueba de COVID-19.

Siete días después de recibir el diagnóstico de la enfermedad, la empresaria nos cuenta sobre su estado de salud y sus planes para este 2021.

No se pierda los detalles en la siguiente entrevista. 

¿Cómo se siente en este momento?

Ya tengo siete días de tener el virus, me siento muy bien. Tengo casi todos los síntomas, pero de una manera leve.

Tomando en consideración los momentos difíciles que han tenido que pasar tantas familias, la verdad es que yo he tenido la bendición de tener un proceso bastante tranquilo.

¿Ha tenido falta de aire?

Es como cuando hacemos entrenamientos de altura: uno siente una respiración pesada, llevo varios días sintiendo esa sensación, pero nada grave.

¿Sabe cómo se contagió?

No tengo ni la menor idea porque he sido muy cuidadosa. Creo que fue por tener contacto con algo, no con alguien, pero sí con algo que tenía el virus y probablemente no me lavé las manos en ese momento.

La gran bendición es que hablé con todas las personas que había visto durante los días en los que pude haberme infectado y, gracias a Dios, yo no contagié a nadie.

¿Qué es lo más duro o lo peor de tener COVID-19?

Trato de ver las cosas desde un prisma muy positivo y dentro de todo lo complicado que esto puede ser a nivel personal, profesional y económico, yo lo que creo es que el COVID-19 nos ha destruido en muchos niveles; pero aún con los retos que esto representa no podemos dejar de ver la posibilidad de reconstruirnos, porque para reconstruir se necesita primero destruir y esto nos da la oportunidad de reconstruirnos en algo mejor, nuevo, más útil y más provechoso.

Tal vez lo más difícil para mí, que vivo sola, es estar aislada. Pero ha sido un tiempo súper provechoso.

¿Cómo la trató el 2020?

Yo vi todos los pilares de mi vida comprometidos en el 2020: mi negocio, mi salud, mi estabilidad emocional. Hablando del COVID-19, mi salud y libertad. Pero a veces la manera de crecer es desde la crisis y el dolor, y la capacidad de reinventarse no es algo que suceda naturalmente en los seres humanos. Yo admiro mucho a las personas que tienen esa capacidad nata, pero la mayoría de nosotros nos reinventamos a través de las crisis y para mí ese año ha sido justamente eso.

¿Qué le espera en el 2021 a Leonora?

Es raro y emocionante, no tengo respuestas claras del futuro porque el futuro no depende de mí en muchas cosas; pero quiero que todo lo que haga impacte a la comunidad. De las cosas que me he dado cuenta es que el éxito no se mide por los ingresos o por la longevidad de un proyecto, sino por el impacto. Y yo 100% he entendido que el desempeño va unido del propósito para tener una vida feliz y eso es lo que quiero hacer.

¿Seguirá siendo la directora del Fashion Week este año?

El Fashion Week (Semana de la Moda), B.L.A.N.K. Lifestyle, mi revista, la plataforma de comunicación… Todo es muy incierto, el 2020 destruyó mucho de lo que se había construido y toca reconstruir, y quiero que esa reconstrucción sea desde una columna vertebral de generar proyectos útiles y con propósitos.