Última Hora

La cantante Kesha estrenó su nueva canción llamada Praying, luego de que hace dos años se viera envuelta en una batalla judicial contra su exproductor discográfico por un supuesto abuso sexual.

Desde su cuenta de Twitter Kesha le agradeció a sus fans por todo el apoyo que le dieron en estos años en los que su carrera se vio opacada, luego de la denuncia contra Dr. Luke.

Aunque el proceso judicial entre ellos aún continua, Kesha ya logró liberarse del contrato que tenía con él y con Kemosabe, empresa con la que estaba obligada a seguir grabando discos.

"I fucking love you. He encontrado lo que pensé era imposible, un lugar para tener paz. Esta canción es acerca de tener empatía por otra persona, incluso si te hace daño o te asusta.

"Es una canción acerca de estar orgulloso de lo que eres, incluso en los momentos bajos, cuando te sientes solo. Se trata también de la esperanza de todos. De poder curarse cuando alguien te hace daño", le dijo la cantante a sus fans.

La demanda legal entre Kesha y el productor comenzó en octubre de 2014 cuando la cantante alegó que él la había drogado y agredido sexual y moralmente.

La artista en aquel momento contó con el apoyo de numerosas estrellas como Lady Gaga, Ariana Grande, Lorde y Demi Lovato, entre otras.