Por Josué Sánchez |24 de octubre de 2016, 4:15 AM

Justin Bieber no deja de asombrar a sus fans, para bien o para mal. El último acto de rebeldía filmado se dio el sábado pasado en el Manchester Arena en el Reino Unido, donde abandonó su concierto.

El motivo principal se dio luego de que algunos de los fans lo abuchearan; en ese momento el cantante de 22 años decidió darse la vuelta, tirar el micrófono y abandonar el recinto.

Sin embargo, después de varios minutos fuera del escenario, Bieber recapacitó y continuó con su espectáculo.

“Dedico mi vida a llevar grandes sonrisas a las caras de la gente y siento que la gente simplemente no me devuelve el mismo respeto. Eso es todo”, expresó tras su regreso.