Última Hora

El cineasta costarricense, Hernán Jiménez, aseguró que lo más emotivo y significativo para él ha sido la calidez del público tico ante el estreno de su película "Love Hard" el pasado viernes en la plataforma de streaming, Netflix.

Este domingo "Love Hard" resultó ser la película más vista en Netflix a nivel mundial.

Muchísimos comentarios, tanto positivos como negativos se han generado desde el estreno del film.

Conversamos con el también comediante para conocer un poco más sobre todo lo que ha conllevado esta gran aventura de ser el primer tico en dirigir una producción de Netflix.

Todos los detalles en la amplia entrevista a continuación:

¿Cómo fue que lo escogieron o cómo fue el contacto para llegar a ser director de “Love Hard”?  

Había leído el guión y supe que los productores buscaban un director. Les hice una propuesta que les gustó mucho, que contemplaba algunos cambios en la historia, y cuál sería mi acercamiento en términos de casting, fotografía y ritmo. A partir de eso ellos propusieron mi nombre a Netflix, y luego llevé mi propuesta ahí para que ellos la conocieran. También les gustó lo que llevé y me ofrecieron el trabajo.  

¿Podría explicar en qué consistió su trabajo como director? (esto a raíz de que mucha gente piensa que usted escribió los guiones).

El trabajo de un director consiste en una supervisión de todos los aspectos de una producción y tomar las decisiones finales sobre cada vestuario, cada adorno, cómo se va a construir un set, o en qué locación se va a filmar. También tenés que tomar la decisión final sobre el casting, el tipo de cámara que vas a usar, los lentes y el equipo. Y de la mano de los jefes de cada departamento, hacés un planeamiento estricto de cada minúsculo detalle. La pre-producción es un trabajo enorme, y el más importante. Una vez que arranca la producción, el trabajo se concentra en dirigir actores, y apagar incendios — todos los días hay contratiempos, y cómo sobreponerse a ellos recae sobre tus hombros. De ahí también la responsabilidad más general y pesada de no pasarte del presupuesto ni el tiempo asignado. Y por último, trabajás en la post-producción, que es donde tenés que tomar las decisiones en torno a la música, el color, la edición, cuáles tomas vas a usar y cuáles no, cuáles escenas se quedan y cuáles se van, puliendo y puliendo hasta que tenés un producto final. ¡Me agotó sólo describirlo!                                                 

¿Cómo fue trabajar con otro costarricense en el set? (el actor Harry Shum Jr.)

¡Genial! No tenía idea de que era tico. Fue después de escogerlo que busqué un poco más de información y me enteré...¡por Google!.. que había nacido en Limón. Lo llamé inmediatamente y me alegró que fuera una persona tan cálida y amable. Trabajamos muy bien juntos y creo que se comprometió con su papel de manera formidable. 

¿Cómo fue grabar la película durante la pandemia?

Fatal... lo peor. Era una época complicada también. No existía una vacuna ni en el horizonte, y aún estábamos todos muy asustados. "Love Hard" fue una de las primeras producciones de Netflix en recibir luz verde durante la pandemia, entonces las medidas de seguridad fueron extremas. Eso probablemente fue lo que nos mantuvo sanos, pero eran desesperantes. Nunca había dirigido con mascarilla, normalmente me acerco mucho a los actores... en fin, fue limitante pero en eso consiste dirigir, creo — ajustarte a las limitaciones. Fuimos la única producción en ese momento que no tuvo un solo caso positivo, y ya eso lo atribuyo a confabulaciones celestiales, porque honestamente fue un milagro. 

¿Cuál es la diferencia entre ser un director de cine en Costa Rica vs en Estados Unidos?

Ninguna. ¿Qué hay más plata? Pero aparte de eso, dirigir es siempre lo mismo. Consiste en hacer política y trabajar mucho mucho, saber relacionarte con la gente y tomar mil decisiones por minuto. Entonces lo único que cambia es la escala. Obviamente en una industria tan desarrollada hay profesionales excepcionales, pero de esos no faltan en Costa Rica tampoco.                                  

¿Cómo ve el recibimiento de la película en Estados Unidos vs en Costa Rica?

Bueno, hoy la película está en primer lugar de Netflix en Estados Unidos, y eso me alegra mucho — es importante para el proyecto. Y es una locura considerando que es una peli relativamente pequeña, y que no hay estrellas enormes de cine. Pero la calidez con la que la recibió el público tico ha sido para mí lo más significativo y emotivo. Al fin de cuentas, esa es la gente que ha apoyado cada una de mis propuestas, desde películas diminutas que hice entre amigos con la comida de mi mamá, hasta el stand up en el Observatorio, hasta el podcast de La madriguera. A esas personas yo les debo todo.

¿Qué opina de las críticas negativas que ha recibido por parte de los costarricenses?

Opino que... ¡son lógicas! Ninguna película o proyecto o chiste o libro o cuadro puede gustarle a todo el mundo. Eso es absurdo. Y es lógico que en un mundo digital, donde la gente puede expresar cualquier cosa sin mayor consecuencia, haya detractores que te odian y seguidores que te aman. Es normal. No hay que agüevarse y tampoco hay que embelesarse con ningún elogio. Al día siguiente todos nos levantamos y hacemos café y seguimos en lo nuestro, tratando de darle sentido a la vida. No pasa nada.

¿Cree que si hubiera empezado su carrera en Estados Unidos, en vez de en nuestro país, en este momento estaría en un punto más alto de su carrera?

¡Claro que no! Yo crecí en un país que estuvo dispuesto a escucharme desde que empecé a decir tonteras. Yo aprendí a ser artista en Costa Rica y no me gustaría haberlo hecho en ningún otro lugar. Sigo aprendiendo.

¿Siente que se convertirá en una puerta para los demás cineastas costarricenses que quieran triunfar en el extranjero?

Yo creo que en Costa Rica hay cineastas con muchísimo talento, que ya están haciendo cosas extraordinarias. Nathalie Álvarez, por mencionar una sola de muchas, estrenó "Clara Sola" en Cannes con algunas de las mejores críticas que yo haya leído — no la he visto pero me cuentan que es una joya. Eso es prueba de que no se necesita de Netflix para brillar en otras geografías. Lo que se necesita es mucha tenacidad y — al menos en mi caso — estar dispuesto a llevarte golpes fuertes. Yo lo que recomiendo, más que pensar en Netflix o en Cannes o en los Óscares, es hacer el cine que cada quien puede y tiene que hacer. Con una cámara, con un iPhone, con lo que sea. Mientras uno sea honesto con lo que siente, mientras uno haga lo mejor que puede, mientras uno tenga la necesidad ardiente de contar una historia, tarde o temprano las cosas toman el camino que deben tomar. Pero toma tiempo. Y unas dosis de humildad que ni te cuento.

¿Pensó en algún momento que su película se convertiría en #1 global en Netflix? ¿Cómo celebró esta noticia?

No, jamás lo imaginé. ¿Quién podría imaginar semejante cosa? ¿Cómo más lo voy a haber celebrado? ¡Con guaro!...Mentira. Bueno sí, un poquito. Pero honestamente lo celebré ya en serio hoy de madrugada con un café, sólo con mi perrita, en mi jardín, con mis matas y mis flores. Un momento de verdadera quietud, como dice The Sound of Metal, "es el verdadero reino de Dios."                                                                    

¿Qué viene para Hernán Jiménez tras “Love Hard”?

No tengo la más remota idea.

Puede repasar el tráiler de la película en el video adjunto.                   

Youtube Teletica