Última Hora

La agrupación Percance es una de las más reconocidas a nivel nacional. Ahora, lamentablemente, tras más de un año de pandemia, su futuro es incierto.

Así lo comentó su manager desde hace 13 años, Luis Felipe Téllez: "Ellos vivían de los shows en vivo, aquí y fuera de nuestras fronteras", explicó. "El hecho de no poder viajar, ni producir y además sin una economía estable en el país, nos obliga a replantearnos muchas cosas", dijo el productor colombiano radicado en Costa Rica.

"Estamos viendo cómo nos ayudamos entre todos y pausando muchas cosas. El último concierto fue en diciembre del 2019", dijo Téllez.

Recientemente, la banda informó en sus redes sociales que cancelaban su gira a México, un proyecto grande al que el grupo apostaba. Lamentablemente, lo que le ocurrió a Percance refleja una realidad que viven muchas agrupaciones nacionales. 

Crisis en el sector cultura

Téllez asegura que el sector de la cultura está atravesando una crisis: "Dadas las condiciones de informalidad que existen en el sector, cuando la pandemia golpeó la economía, muchas de estas personas se enfrentaron a una situación crítica". Al no poder recibir muchas de las garantías que sí tienen los empleados de los sectores privados o públicos, explica el empresario, muchos artistas se vieron obligados a abandonar su sueño para empezar a buscar opciones de trabajo que les permitieran subsistir.

"Eso le ha pasado a la gran mayoría de artistas en Costa Rica. El talento y la cultura a raíz de esta pandemia, y no solo por la pandemia sino por el manejo no asertivo del Gobierno en relación a sectores productivos como lo son la música y el entretenimiento. Pues se ha visto demasiado afectados y muchos proyectos de entretenimiento van a terminar".

Conversamos también con Maikel Castro Solís, de Upgrade Comunicación y Entretenimiento, quien maneja una empresa producción de eventos especiales, y lleva 11 años en el mercado. Además, es miembro fundador de la Cámara de Empresas Productoras de Entretenimiento, Eventos y Afines (Caproevent). 

"Llevamos muchos meses sin poder trabajar al 100% debido a la pandemia, ha sido el sector mas golpeado, fuimos los primeros en cerrar y seguro los últimos en poder abrirA pesar de que hemos tenido que cerrar nuestra operación, tenemos que mantener al personal, seguir pagando la CCSS, el INS, patentes para poder mantenernos en el mercado. Ninguna empresa es rentable sin ingresos y con gastos", expresó Castro.

Falta de asertividad del Gobierno y medidas sanitarias

La empresa productora de Téllez, D&F Entertainment Group SA pasó de hacer 180 eventos al año en el 2019 a hacer 12 en el 2020. Este año, ha producido tan solo seis.

"El meollo del asunto está en las pocas oportunidades que se generan, se estaba reactivando la economía al dejar a los restaurantes hacer conciertos, sin embargo, al reducirse el tiempo en la restricción vehicular ya no se puede hacer el evento como lo estamos planeando porque con tiempo límite de 9-10 p. m. la gente ya no sale en la noche", acotó el manager.

Y es que tampoco les funciona hacer eventos grandes porque no habría ganancias. 

"En la parte lucrativa para que valga la pena hacer un concierto debe de haber un aforo de 3.000-5.000 personas para que sea atractivo a nivel de negocio. Entonces, los venues de 1.000 personas, donde puedes trabajar al 25% solo serían 250 personas, entonces ese tipo de eventos no son rentable económicamente para realizar".

En el caso de Castro, con su empresa Upgrade Comunicación y Entretenimiento, durante la pandemia trabajan tan solo el 10% de eventos comparado a antes, y en su mayoría son virtuales.

Entonces, ¿qué solicitan?

Castro, al ser miembro fundador de la cámara, explicó que desde que empezó la pandemia hicieron varias solicitudes. Propusieron la flexibilización de los impuestos y patentes. Solicitaron ayudas económicas para el sector y un grupo muy reducido recibió ayudas del Bono Proteger. 

"Solicitamos eventos de un mínimo de 3.000 personas siguiendo todos los protocolos que el Gobierno indica (como el uso de la mascarilla y el lavado de manos) y que las personas que asistan cumplan con el esquema completo de vacunación y se respete el distanciamiento reducido de un metro entre personas", indicó Castro.

¿Cómo ha sido el apoyo por parte del Ministerio de Cultura?

Consideran que la respuesta y la gestión ha sido muy lenta. A pesar de que han preparado protocolos que siguen lineamientos de acuerdo a los eventos las respuestas son "muy perdidas" y llevan
 meses esperando una recomendación.

"La respuesta es casi nula e impredecible. A pesar de que nuestro sector es parte del Ministerio de Cultura nos sentimos huérfanos, hemos sido invisibles para la sociedad y para el Gobierno", concluye Castro.

Y para Téllez lo más grave es que el Gobierno no tiene un plan de contingencia ante esta crisis.

"Yo creo que desafortunadamente el Gobierno no tiene personas con capacitación para entender esta industria y no saben cómo tomar decisiones sobre este tipo de acciones, algo complicado es que no logramos tener una comunicación efectiva con el Gobierno. No les interesa saber realmente la problemática del sector", concluyó el productor colombiano.

Y, ¿qué dice el Ministerio de Cultura?

Le preguntamos al Ministerio de Cultura sobre las medidas que han tomado al respecto. A diferencia de lo que señalan los artistas y los productores, la entidad asegura estar trabajando para reabrir el sector con las medidas sanitarias. 

"En referencia a su consulta me permito indicarle que desde principio de año hemos trabajado de forma conjunta con el sector de actividades masivas y de entretenimiento en la elaboración de un protocolo de apertura de actividades de concentración de personas y más recientemente en el análisis de posibles escenarios que puedan habilitarse para próximas actividades", enviaron vía correo electrónico.

La más reciente reunión entre representantes del Ministerio de Cultura y Juventud con representantes del gremio de productores fue este jueves 23 de setiembre y revisaron detalles de las propuestas elevadas.

Youtube Teletica