Entretenimiento

El dorado de los Globos de Oro se tiñó de política

Los incidentes de París, la situación de Corea del Norte y la película The Interview, y las acusaciones contra el comediante Bill Cosby estuvieron en boca de ganadores, nominados y presentadoras.

Por AFP Agencia |Por Adrián Fallas |12 de enero de 2015, 5:11 AM

La ceremonia de entrega de los Globos de Oro se convirtió en la intersección perfecta para que la política se mezclara con glamour de Hollywood.

Los incidentes de París, la situación de Corea del Norte y la película The Interview, y las acusaciones contra el comediante Bill Cosby estuvieron en boca de ganadores, nominados y presentadoras.

Estrellas del brillo de George Clooney lideraron la carga ante los ataques terroristas en contra de Charlie Hebdo, que la semana pasada dejaron a París bañanada de sangre.

Clooney, el homenajeado de la noche, declaró que el mundo no tendrá miedo de seguir defendiendo uno de los valores más importantes de la democracia, vivir sin miedo.

"Hoy fue un día extraordinario", dijo en referencia a la manifestación que sacó a las calles casi cuatro millones de personas en Francia en repudio al ataque contra el semanario satírico un supermercado de comida kósher que dejaron 17 muertos.

Otro que se sumó a la defensa de los ideales de convivencia y libre expresión fue el ganador del Oscar, Jared Leto.

Leto, que también es cantante de la banda 30 Seconds to Mars, dijo "on vous aime. Je suis Charlie (os queremos. Yo soy Charlie)".

Por su parte, Theo Kingma, presidente de la Asociación de la Prensa Extranjera (HFPA, en inglés), organizadora de los Globos, trazó la línea que unió los atentados de París con el sentimiento gubernamental de Corea del Norte.

“Juntos debemos mantenernos unidos ante cualquiera que reprima la libertadde expresión, desde Corea del Norte hasta París", afirmó Kingma.

Al respecto las comediantes Tina Fey y Amy Poehler, encargadas de liderar la presentación, lanzaron sus puyas contra el gobierno de Pyongyang.

"Esta noche celebramos todas las grandes películas que nos gustan, ademásde las películas que Corea del Norte ha tolerado", manifestó Fey nada más comenzar la gala.

Otro tema que no se quedó fuera del alcance del punzante humor de las presentadoras fueron laas acusaciones de violación que penden sobre el veterano Bill Cosby.

“En Into the Woods, Cenicienta huye de su príncipe, Rapunzel es arrojada de una torre por su príncipe, y la Bella Durmiente pensaba que solo iba a tomar un café con Bill Cosby”, dijo Poehler aprovechando los personajes del último musical de Disney.

Pero los temas escabrosos y politizados no solo estuvieron a la orden del día en respuesta a las situaciones que se han vivido últimamente. Algunos saltaron directo de la pantalla al escenario.

Kevin Spacey ganó el premio al mejor actor dramático en una serie televisiva, en la que representa a un despiadado político.

El actor principal de House of Cards, producción de Netflix, fue tajante al recibir su estatuilla: “esto es el comienzo de mi venganza", dándole un toque de humor negro a una noche que fue algo más que una celebración dorada bajo las luces de Hollywood.