Última Hora

Al gremio de las artes escénicas le toca competir no solo contra el cine, sino también contra las plataformas de streaming que están en auge desde hace ya algunos años. Sumado a las dificultades que ya venía acarreando este sector, llegó una pandemia que los hizo “tocar fondo”.

Los tres teatros consultados coinciden en un elemento: la actuación del Gobierno durante la pandemia con el sector cultural fue insuficiente.

Teatro Molière

Los actores y esposos, Rosibel Carvajal y Jaime Castro conocido como “Gato”, desde hace 21 años son los dueños del Teatro Molière en San José. Por su escenario han destacado grandes obras cómicas. Cuando no hay funciones, el teatro también ofrece clases de actuación.

Fueron de los primeros teatros independientes en cerrar sus puertas con la llegada de la pandemia en marzo.

“Fueron meses muy difíciles, porque teníamos que pagar el banco, seguros, de todo. Después del tercer mes, tuvimos que hablar con los compañeros, les dijimos 'si tienen otras opciones por favor acéptenlas'. La mayoría de los empleados trabajan por contrato profesional provisional. Pero sí teníamos al técnico de luces y sonido con contrato permanente. Lo tuvimos que despedir con todo el dolor del alma. Y el temor y horror de preguntarnos qué iban a hacer ellos. Gracias a Dios nosotros contamos con la ayuda de nuestra familia. La plata que teníamos en el banco nos ayudó unos meses, pero luego la vimos mal”, comentó Carvajal.

Recibieron mensajes de colegas que les decían que no tenían qué comer porque toda su vida habían estado ligados al arte.

Al año del cierre, empezaron a llegar los estudiantes de las clases de actuación y esto significó un alivio económico para el matrimonio y sus cinco hijos.

¿Recibieron ayuda del Gobierno?

“Recibimos el Bono Proteger, que costó mucho que llegara. Eso nos sirvió para pagar las deudas del seguro, porque nada de eso se paró, todo siguió: la luz, el teléfono, entre otras cosas. En un momento se dijo que gracias a una negociación con la CCSS habría una exoneración para los artistas, pero eso nunca llegó. En estos dos años hemos llenado un sinfín de encuestas de salvamento del Ministerio de Cultura, pero nada nunca funcionó. Gracias a Dios nosotros recibimos a los estudiantes, pero otros compañeros perdieron su sala, con todo el dolor del alma la dejaron porque no podían pagar el alquiler. Un ejemplo es el Teatro Luján que siguen como un grupo de teatro, pero ya no pueden trabajar”.

¿Por qué no abrieron cuando el Gobierno anunció la reapertura de teatros?

“Porque el aforo era un chiste y resulta que al principio solo nos dejaban abrir los martes y miércoles a las 5 p. m., la gente no iba a llegar, porque están acostumbrados a que fuera el fin de semana en un horario de 7 p. m. y 8 p.m. Algunos compañeros intentaron abrir a esas horas, y salían perdiendo porque cada vez que uno abre una obra son gastos en utilería, trajes, pintura, etc. Ha sido muy desgastante económicamente, físicamente y emocionalmente. Ha sido un golpe muy duro para todas las artes escénicas”.

Ante estas declaraciones, el Ministerio de Cultura defiende que "todas las reaperturas tuvieron como límite la restricción vehicular y las curvas de la pandemia que pusieron a la población (tasa de contagios y mortalidad) y la capacidad hospitalaria en una condición crítica".

Personeros del sector, sin embargo, encontraron pocas alternativas para subsistir a pesar de estas medidas. Carvajal recuerda que muchas personas les preguntaban, "¿por qué no se reinventan grabando las obras?" Ella respondía diciendo que, cuando una obra se graba, se convierte en una mala película y entonces deja de ser teatro. Además, de hacerse, sería una producción audiovisual sencilla y las personas se quejarían porque les parecería aburrido. “Aun así algunos amigos intentaron vender sus obras por streaming y no funcionó porque la gente se quejaba porque las obras les parecían malas, o fallaba la luz o el audio”, agregó la actriz.

“Es como si los artistas no existiéramos”

La dueña del Teatro Molière indicó que no hay ayudas por parte del Ministerio de Cultura para los grupos independientes.

“Durante todo este tiempo ha habido una falta de atención hacia el sector, es como si los artistas no existiéramos y no aportáramos económicamente al país. Cuando una sala está abierta se benefician todos los que están alrededor de ella: restaurantes, sodas, parqueos, etc. Lo ven solo como entretenimiento, no como un factor económico. Además, nosotros llevamos cultura y educación, somos tan importantes como el turismo. No hemos tenido incentivos económicos ni campañas que digan a las personas que regresen a las salas”.

Sin embargo, el Ministerio de Cultura respondió que, de manera constante,  trabajó con el sector y el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), para procurar aperturas más significativas en espacios seguros. Así lo detallaron en un comunicado enviado a esta redacción.

"A partir de diciembre pueden operar con un 100% de aforo y sin distanciamiento, con la sola verificación del esquema completo de vacunación.  De manera complementaria, este ministerio habilitó desde las instituciones Adscritas, las mesas sectoriales de la estrategia creativa y cultural y la coordinación interinstitucional, gestiones de fomento, producción y apoyo mediante el bono proteger, fondos concursables, producciones del Ministerio, alianzas estratégicas y campañas de divulgación y apoyo al arte y cultura nacional como #CulturaSegura para recuperar la confianza de los espacios", aseguró la cartera.

Actualmente, el Teatro Molière no ofrece obras al público, solo realiza sus clases de actuación. De hecho, la próxima semana inician con un bloque para nuevos estudiantes, si usted está interesado puede llamar al 8819-8786. 

Teatro La Máscara

Bernal García es el director del Teatro La Máscara, un teatro independiente que tiene 39 años de trayectoria. García no dudó en mostrar su descontento con el Gobierno.

“La pandemia vino a subrayar un dejar de la mano al teatro independiente. Nunca ningún gobierno ha apoyado a los teatros independientes. El Estado no se preocupa por la cultura en este país, la ha ido dejando. Esta ministra actualmente es un desastre, no ha apoyado, es una vergüenza, nos han dejado al garete”, acotó García.

Pero el Ministerio de Cultura señaló que los teatros y las salas de cine fueron los primeros en ser habilitados del sector artístico. "Fueron los primeros en modificar su dinámica de aforo, bajo el formato estrella", dijo una representante de ese ministerio a Teletica.com.

¿Cómo hizo el Teatro La Máscara para sobrevivir? 

“El dueño del teatro no nos cobró el alquiler mientras hubiera pandemia, y eso nadie lo hace, él nos dio esa posibilidad porque si no, al igual que muchos otros teatros, hubiéramos desaparecido. Además, un montón de actores no cobraban, esa fue la única forma de sobrevivir”.

El director de La Máscara recuerda que el año pasado querían abrir un viernes, pero el Ministerio de Salud puso la restricción a las 7 p. m. “Hacer una obra a las 3 p. m. es lo más ridículo y la ministra de Cultura no hizo nada para hacerles entender. De un pronto a otro cambia a las 9 p. m. luego a las 10 p. m. ha sido un juego”.

Además del problema con los horarios, que ha representado una gran dificultad para los teatros durante la pandemia, asegura que nunca han recibido apoyo, ni se les ha preguntado sobre sus necesidades. El director dijo que tampoco les colaboraron promocionando la noticia de que ya los teatros independientes estaban abriendo.

¿No recibió el Bono Proteger? 

“No, esa era la mentira y vergüenza más grande, eso era para unos cuantos y no protegía. Cómo un teatro que necesita equis cifra para mantenerse, después de ocho meses que nos cerraron a todos, ¿cómo pretendían que un bono nos protegiera? Eso es una mentira”.

¿Cómo valora la implementación del código QR?

“Mientras estén con este pleito del QR, si usted no lo tiene por A o por B razón usted no va a ir al teatro, entonces seguimos con el mismo problema. Es más fácil dar la tarjeta de vacunación que ese código QR, porque hay mucha gente que no tiene computadora,” concluye García.

Teatro La Máscara empezó a abrir sus puertas desde setiembre del año pasado. Con la colaboración de muchas personas han logrado darles mantenimiento a las instalaciones.

Los actores y equipo del teatro tuvieron que apoyarse en el trabajo que tenían para no perderlo y poder regresar a penas fuera posible a los escenarios.

Actualmente, esta sala está presentando la obra "Una noche... Dos comedias", los sábados a las 7 p. m. y los domingos a las 5 p. m. Puede reservar su campo con anticipación al 8365-5368 / 8712-7674.

Frente a la Plaza Teatro

Pedro Navas vino junto a su esposa desde Venezuela hace tres años y ambos decidieron empezar el emprendimiento familiar Frente a la Plaza Teatro en San José.

“Quisimos venir aportar a la escena teatral en Costa Rica y nos encontramos una realidad bastante dura. Antes de la pandemia, ya el teatro independiente costarricense ya se encontraba en crisis, era difícil llenar las salas, las propuestas cada vez tenían menos espacios, el público por una situación económica y social, cada vez venían menos a las salas, y cuando llegó la pandemia tocamos fondo”, dijo Navas.

Al ser una familia migrante, no tenían muchas opciones, no tenían la opción de devolverse a Venezuela porque los aeropuertos estaban cerrados y la situación de ese país ya era muy difícil. Entonces decidieron seguir con su proyecto, hasta el punto de reinventarse. Frente a la Plaza Teatro fueron los únicos que se mantuvieron abiertos durante la pandemia (a excepción del mes en cual se implementó el cierre obligatorio)

“Nos preguntamos cómo reinventarnos, si tenemos dos niños pequeños, entonces era lo único que teníamos para alimentar a nuestra familia. Y decidimos seguir adelante, empezamos a generar estrategias para mantenernos abiertos y luchar. Cuando hubo restricciones más severas, hicimos funciones por streaming, hicimos funciones que nos generaron ₡5.000. Apenas nos dieron la oportunidad de abrir con un 25% de aforo empezamos a dar funciones y a buscar actores como nosotros que necesitábamos facturar. Y poco a poco fuimos abriendo campo para toda la comunidad, tendimos la mano a la gente que la necesitaba. Por eso nos convertimos en una sala de uso múltiple y donde ha habido poesía, conciertos, monólogos, circo, entre otros”, agregó el venezolano.

¿Cómo calificarían el apoyo del Gobierno?

“En un par de oportunidades nos ayudaron con los fondos de Cultura, pero no hubo una política concreta que nos ayudara a subsistir. El sector cultural se paralizó por completo, las salas cerraron y los actores dejaron de crear, y eso que Costa Rica tiene un bagaje muy importante en el teatro”.

En la actualidad, en Frente a la Plaza Teatro, los miércoles hay música en vivo con cantautores ticos, los jueves hay stand up comedy y este fin de semana hay una obra que se llama “Dos amores, un bicho”. 

Si usted desea reservar su campo puede hacerlo llamando al 8492-8708.

Youtube Teletica