Última Hora

Un público seleccionado acudió este miércoles a la legendaria Via Solari, en el distrito de la moda de Milán, para asistir al refinado desfile de Fendi dedicado a la era de la música disco, con el que arrancó la edición primavera-verano 2022 de la Semana de la Moda. 

Mientras los fotógrafos escudriñaban los looks de algunas celebridades presentes, entre ellas la directora de Vogue Anna Wintour, la influencer Chiara Ferragni o el director de cine Luca Guadagnino, en la entrada había que exhibir el pasaporte sanitario y llevar la mascarilla. 

Ya en el interior, gracias al desfile presencial con aforo limitado, las salas resultaban menos abarrotadas de lo habitual para asistir a la presentación de las primeras colecciones postcovid. 

"Es difícil no sentirse emocionado. Esta es la primera vez en 18 meses que nos reunimos con nuestra audiencia, tenemos la sensación de volver a la normalidad", comentó Serge Brunschwig, presidente de Fendi, visiblemente satisfecho de acoger a sus invitados. 

Por la pasarela, la colección del director artístico Kim Jones exploraba la historia de la marca romana, que el inglés ha interpretado durante dos temporadas.

La decoración y la banda sonora marcaron el tono de la colección, que se inspira en los años 70 y la era de la música disco, para lanzar un mensaje sobre la diversidad y la fuerza de la mujer. 

Con la música de Diana Ross y la banda Chic, las modelos que desfilaban rendían homenaje al espíritu de las mujeres de entonces, como Grace Jones, Jerry Hall o Bianca Jagger. 

El blanco inmaculado de las primeras siluetas, con sus pantalones anchos, resultaba como una página en blanco sobre la cual poco a poco aparecieron las ilustraciones y trazos de Antonio López, famoso ilustrador de moda.

"Nota de fantasía"

Kim Jones confesó que descubrió en los archivos de la casa Fendi un logo dibujado a mano por el artista, siendo el punto de partida de la nueva colección y del deseo de celebrar su obra y toda una época. 

"López era amigo de Karl Lagerfeld y siempre fue alguien que me inspiró. Era progresista, inclusivo, admirado por todos, desde Andy Warhol hasta Steven Meisel y David Hockney. Quería presentarlo a las nuevas generaciones", explicó en la nota de presentación. 

Sus pinceladas aparecen por tanto en los caftanes, blusas de seda y bolsos. Los diseños más figurativos, con rostros de mujeres, se convierten en prendas coloridas de cuero, en encajes o jacquards. 

No faltan las pieles y cueros icónicos de la casa romana, los abrigos de plumas y zorros. 

"Kim además añadió un toque de fantasía a ese trabajo entre el pasado y el futuro", comentó Serge Brunschwig al término del espectáculo. 

El diseñador, que apareció acompañado por Silvia Venturini Fendi, directora de accesorios, y la hija, Delfina Delettrez Fendi, diseñadora de las joyas de la casa romana, saludó al público al término de un desfile que muchos interpretaron como la celebración de "la mujer Fendi: segura y poderosa".