Última Hora

Los participantes de Nace una Estrella tuvieron su presentación más significativa en el escenario del programa.

Este domingo no hubo presión de los jueces, tampoco calificaciones ni competencia: todo su esfuerzo estaba concentrado en rendir tributo a Alejo, compañero que perdió la batalla contra el COVID-19.

Niños y adultos subieron al mismo escenario donde Alejandro Núñez Vargas empezó, con ilusión, el camino firme hacia el sueño de convertirse en un artista consolidado, pues ya contaba con la experiencia de los espectáculos callejeros y en buses.

Aunque no fue una interpretación fácil, los participantes pusieron todo su empeño para recordar a un hombre alegre, simpático, determinado, valiente, apasionado y emprendedor.

"Alejo fue de esas personas que al inicio, cuando me vio mas decaído, me hizo creer en mí mismo. Siempre me lo decía ‘crea mucho’", dijo Zorán tras cantar Tu falta de querer  de Mon La Ferte y Manú Jalil.

Fiorella no ocultó su tristeza. "Más que un compañero, un amigo. Duele bastante", dijo.

“Cuando pienso en Alejo y todo lo que pasó ahorita, me arrepentí de todas las veces que me subí aquí (al escenario) con susto, tensa, sin disfrutarlo. Me hizo reflexionar que la vida es hoy. Disfrutar no importa lo que pase, cada domingo, cada ensayo, cada segundo, disfrutar más la vida”, agregó Priscilla.


Sarita lo describió como un héroe. "Era una persona muy especial para mí, siempre va a estar en mi corazón. Él me daba muchos, muchos consejos, me decía que yo cantaba muy lindo y que supiera aprovechar ese privilegio", manifestó.

Por su parte, Maya dijo estar convencida de que ella logró entrar al concurso de canto gracias a Alejandro, a quien se topó en el casting. 

"Estábamos en la audición y yo estaba muy nerviosa por entrar. ‘Te voy a dar unos consejos’, me comenzó a dar consejos de cómo cantar mejor y cómo relajarse. Me ayudó mucho más en la audición, empecé a cantar con sus consejos y por él estoy aquí", dijo la pequeña.

"Yo me acuerdo que Alejo cuando mi mamá tenía gastritis le fue a conseguir algo para que se sanara, pero lo más duro es que él quería recuperarse para vivir por la música", añadió Ariel entre lágrimas luego de interpretar Vivo por ella.


"Me enseñó el desprenderse, el cariño a las personas sin esperar nada a cambio. Era entregado a la vida, apasionado. Lo quiero recordar como ese ser humano alegre", indicó Kike, quien confesó que vacilaba mucho al joven fallecido, quien tenía 27 años.

La gala dedicada a Alejo terminó con la presentación de Franciny: dedicó a su gran amigo la canción En cambio no de Laura Pausini.

Los compañeros coincidieron en que el gran legado de Alejo vivirá por siempre en sus corazones. "La persona no muere si no la olvidamos. Yo sé que él está aquí junto a todos nosotros", aseguró Leo Jara.