Por Josué Sánchez |5 de mayo de 2019, 0:59 AM

El gran concierto de Carlos Vives y el grupo Bacilos, dejó a decenas de asistentes con un mal sabor en la boca.

Desde que el intérprete de Robarte un beso salió al escenario, su sonido fue muy malo -peor que el Luis Miguel en Panamá- tanto fue así, que el público le gritaba al colombiano que no se escuchaba.

En varias ocasiones Vives paró el show, se dirigía donde los sonidistas, pero al parecer estos hicieron caso omiso al llamado de atención.

Podemos rescatar que Carlos hizo su mayor esfuerzo en el escenario, pero tras mil intentos, se escuchaban más las coristas que las letras de las canciones de Vives.

En la página de la productora encargada del show, los asistentes con comentarios expresaron su malestar.

“Pésimo audio, la gente cantó porque se saben las canciones, Vives no se escuchó bien en ninguna canción. Dinero regalado”, expresó Fabián Marín.

Mientras que Dey Taylor aseguró: “Qué vergüenza hicieron pasar al artista. Y que falta de respeto para el público, pésimo audio”.

Entre las canciones que Vives interpretó estuvieron: La bicicleta, Al filo de tu amor, Volví a nacer, Ella es mi fiesta, Carito y muchas más.

Cabe destacar que al salir Bacilos al escenario -y tras muchos años de no estar en un show masivo en el país- los asistentes corearon todas sus canciones, y a diferencia de Vives, su sonido fue nítido.

Jorge Villamizar con su buena actitud supo ganarse a todos con éxitos como Cara Luna y Por Hacerme el bueno, canciones que hicieron que todos gritaran a más no poder.

Este concierto finalizó pasadas la media noche de este domingo.