Por Josué Sánchez |2 de mayo de 2017, 6:19 AM

El cantante Luis Miguel, pagó $1 millón de fianza luego de haberse entregado, la mañana de este martes, a las autoridades judiciales de Los Ángeles.

El diario El Universal de México reportó que el artista pagó pero que aún no sale de la Corte Federal angelina, donde programaron una audiencia para el 11 de mayo.

Luis Miguel, incluso, pidió protección para que nadie -salvo las partes interesadas- tengan acceso a los documentos legales relacionados con el caso, 

La orden de captura en contra del cantante fue porque no se presentó a ninguna de las citas judiciales a las que tenía que ir por el caso una deuda que le debe a su exmanager, William Brockhaus, a quien le debe más de un millón de dólares, según trascendió en medios internacionales.

El arrastre de la deuda viene desde el año 2015, cuando el cantante realizó incumplimientos de contratos, canceló conciertos y hasta giras.

La batalla legal se ha llevado a cabo desde entonces, y tras dos años de juicios y abogados el exmanager logró que se le embargaran un vehículo Rolls Royce negro modelo 2013.

Este caso se une a dos frentes abiertos en la justicia: la primera es una demanda de su casa Warner Music, que exige $3,6 millones, y la otra fue entablada por los representantes del cantante Alejandro Fernández por una gira de conciertos fallida. El Potrillo exige el pago de $7 millones.