Última Hora

Cientos de usuarios que ven contenido animé en línea se han visto afectados desde el fin de semana tras el cierre de las dos páginas más populares que prestaban el servicio de forma gratuita.

Se tratan de los sitios AnimeYT y AnimeMovil, esto por una cacería por copyright que se ha generado en varios países.

Al parecer la denuncia contra AnimeYT la habría hecho la plataforma de pago Crunchyroll, que funciona similar a Netflix pero que es exclusiva de animes.

Supuestamente muchas páginas ilegales lo que estaban haciendo era descargar el contenido de Crunchyroll y los subían en sus sitios webs.

Por su parte, AnimeMovil recibió una demanda de Toei Animation por publicar el exitoso Dragon Ball Super: Broly.

La oleada de cierre de estas webs comenzó en Brasil, país que inició una campaña contra la piratería digital cerrando páginas como Anime Vision y Central de Animes.

Esto ha generado una gran molestia en las redes sociales que ha llevado a los usuarios a lanzar una campaña de boicot contra Crunchyroll, donde le atacan asegurando que es una aplicación mala, con poca variedad de contenido y por lo que le achacan sus “malas intenciones”.

Ante esto, Crunchyroll todavía no se ha pronunciado. Sin embargo, circulan rumores que el servicio oficial no ha generado ninguna denuncia ni sería culpable de este hecho.

Al parecer los usuarios están donando hasta 60 dólares por persona al creador de AnimeYT para que mantenga el servicio gratuito en línea.

Lo que ha generado más polémica ya que los montos superan por mucho el costo de suscripción mensual de Crunchyroll (6 dólares).

Sin embargo, los usuarios en redes sociales argumentan que en este tipo de webs encontraban contenido más variado y con mejor calidad, además, que son sitios que se animaron a subir animé en internet mucho antes que cualquier servicio de pago lo intentara.

En páginas como Change.org ya se crearon peticiones para que vuelvan sitios como AnimeMovil. Algunas ya superaban las 6.000 firmas.

Los cierto es que las compañías legales y de pago buscan poner en regla la piratería, es por esa razón que han lanzado una guerra contra los sitios ilegales.

Sería solo cuestión de tiempo para la mayoría de sitios que ofrecen estos servicios de manera gratuita tengan el mismo final.