Última Hora

El famoso Baile de la Ópera, que requiere importantes preparativos, no tendrá lugar en febrero próximo por primera vez desde 1991, debido a la pandemia de coronavirus, anunció el gobierno austriaco el miércoles.

"Debido a la situación (sanitaria) sería irresponsable celebrar el Baile de forma normal", explicó el canciller Sebastian Kurz ante la prensa a la salida del consejo de ministros.

Este baile, inicialmente previsto para el 11 de febrero en la Ópera de Viena, es una de las citas anuales mundanas más importantes de las élites políticas, económicas y artísticas europeas.

Hasta ahora sólo se ha cancelado una vez desde 1956, durante la Guerra del Golfo en 1991.

"Requiere un largo período de preparación y por el momento no se puede decir si será posible acoger a 7.000 personas para bailar", declaró la secretaria de Estado de Cultura, Andrea Mayer.

A principios de este mes, el emblemático Palacio Sacher, donde se celebra tradicionalmente el Baile de la Ópera, anunció el despido de la cuarta parte de sus empleados, es decir, un centenar de personas, evocando la deserción de la clientela internacional.

Hasta este miércoles, Austria, con 8,8 millones de habitantes, ha registrado más de 40.000 casos de coronavirus, que causaron 777 muertes.